Ryder Cup

En Medinah no sólo se ganó una Ryder

Cuando analizaba al equipo europeo antes de la Ryder Cup, al hablar de Martin Kaymer me preguntaba sobre cómo le habría cambiado el putt que le dio la victoria a Europa, finalizando así una de las mayores gestas del equipo europeo en esta competición.
Me preguntaba lo anterior cuando vi el documental de “El Milagro de Medinah” en Canal+ Golf me sorprendieron mucho sus declaraciones sobre lo mucho que la había ayudado la charla con Thomas Bjorn, Bernard Langer y José María Olazábal para hacerle entender el cambio que suponía de jugar a torneos individuales a jugar por un equipo. De esas charlas, Martin Kaymer sacó un poco de cada una, con el final que todos conocemos.
Pero una vez pasada la Ryder de Medinah, las dudas sobre la versión del Martin Kaymer que nos podíamos encontrar en la Ryder de Gleneagles rondaban mi cabeza, porque si el equipo europeo, puede tener en su bando a un ganador de dos grandes motivado y que vive la competición, es un gran activo para el equipo.
La Ryder 2014 creo que no ha dejado dudas al respecto de la pasión que Martin Kaymer siente por la Ryder, de la manera intensa que la vive y cómo celebra cada uno de los putts o chips embocados. Una pasión que la pudimos ver desde el primero de los hoyos donde sacaba el puño al embocar hasta en el 18, cuando embocaba este chip.
 

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar