The Open

Ocho motivos por los que el Open 2015 se recordará durante años

El recién terminado Open en el Old Course de Saint Andrews pasará a la historia por haber sido un grandísimo torneo de golf. Así tienen que ser los majors, emocionantes, vibrantes, divertidos, con grandes golpes y los mejores jugadores inventando diferentes maneras de lograr la victoria.

Es cierto que el mal tiempo dio bastante la lata y provocó algo de caos para ver el Open en directo, pero a pesar de todo el resultado ha sido espectacular. Zach Johnson fue el que se llevó la victoria de forma merecida, tras una cuarta vuelta de lucha y control en unas condiciones realmente complicadas, sobre todo en los segundos nueve hoyos y en el playoff extra que necesitó para batir a Louis Oosthuizen y Marc Leishman.

1 El Open más largo de la historia

El mal tiempo, con viento y lluvia extremos en las jornadas del sábado y domingo, obligó a prolongar el torneo hasta el lunes. La gestión de los problemas causados por la meteorología no gustó a todo el mundo, habiendo quejas de jugadores, público y diversos medios.

Tras la última jornada del torneo el lunes, que era la segunda vez en la historia del Open que pasaba, además resultó necesario un playoff para decidir al campeón. Como cada major tiene su playoff, en este caso tocó disputar cuatro hoyos de desempate adicionales, el 1, 2, 17 y 18. El torneo parecía que no no se acabaría nunca, cosa que daba la sensación que estaba deseando todo el mundo.

Clasificación amateurs Open 2015 golf

2 La rebelión de los amateurs

Los jugadores amateurs fueron protagonistas en el Open por los grandes resultados que firmaron durante los cuatro días de torneo. Fueron protagonistas en muchos momentos clave, hasta el punto de que en la partida estelar jugaba uno de ellos, Paul Dunn (T30).

En la cuarta jornada, los siempre hubo algún amateur entre los jugadores clasificados en las primeras posiciones, algo que resulta muy llamativo dado que estamos en un major. Finalmente, el mejor fue Jordan Niebrugge (T6), ganador de una Medalla de Plata realmente disputada. Junto a Dunn y Niebrigge, además de los dos anteriores, pasaron el corte y acabaron bajo par Oliver Schniederjans (T12), Ashley Chesters (T12) y Romain Langasque (T65).

El resto no pasaron el corte, aunque sus resultados han sido también bastante decentes: Paul Kinnear (+2), Gunn Yang (+6), Alister Balcombe (+6) y Ben Taylor (+11). Ahora la duda que queda es cuando les vamos a ver jugar en los grandes circuitos, como en su día pasó con Justin Rose o Matthew Fitzpatrick. Habrá que anotar los nombres.

3 El golf español anduvo cerca de la gloria

Un año más, Sergio García fue uno de los protagonistas por su juego. Estuvo ahí arriba, llegó a situarse tan sólo un golpe por detrás de los líderes pero no pudo aguantar el impresionante inicio de su cuarta ronda. Cinco birdies en los diez primeros hoyos invitaban a soñar con su victoria, la segunda de un español en un lunes de Open, pero no pudo ser. Finalizó sexto, a cuatro golpes de meterse en el playoff.

Llegaron tres bogeys en la parte más dura del recorrido, a partir del hoyo 12, y el sueño se tornó en una realidad a la que ya estamos acostumbrados. Sergio lo pelea y se queda a las puertas. Desde luego, que no se diga que le faltan méritos para ganar el torneo. De seguir así, hay muchas probabilidades de que la victoria salga algún día.

Sergio García Open Golf 2015

4 Jordan Spieth rozó la hazaña del Grand Slam

Casi gana su tercer grande seguido Jordan Spieth. Fue el centro de atención durante todo el Open, sobre todo por la ausencia de Rory McIlroy, pero no pudo dar la puntilla final. Tal vez le faltó algo de tranquilidad porque calidad tiene de sobra para lograr esta victoria, como se vio en el recorrido durante los cuatro días.

Los hoyos 8 y 17 de la cuarta jornada son los que le han sobrado, el primero por un drama con un putt lejano y el segundo por un fallo inesperado, cuando más necesitaba embocar. El golf es así y quien ganó sí supo estar a la altura en los momentos clave, así que no veo que se pueda decir que Jordan Spieth hubiera merecido más. Y ojo porque es un grandísimo jugador, pero… ¿se está ganando la simpatía del público en los momentos de tensión?

5 El Old Course es un recorrido mágico

Es pleno verano en Escocia y arrecian el viento y la lluvia y hace frío. Dicen que allí “se juega al golf hasta cuando hace sol” y suponemos que así debe ser porque poco se vio el astro rey brillar en el recorrido. El campo del Old Course de Saint Andrews fue cuestionado por muchos, como siempre ocurre al jugar en un recorrido especial y con muchos matices donde jamás nos vamos a poner de acuerdo todos los “opinólogos”, que somos unos cuantos (por no decir todos los que jugamos al golf).

Yo me quedo con el golf de estrategia que obligó a desplegar este campo. La gestión de riesgos fue vital, el saber sufrir en unos hoyos para atacar en los asequibles de cada día. El 17 volvió a ser un hoyo infernal, cosa que no veo mal para un torneo de primera como este. Los greens brillaron, para mí estuvieron a la altura, y los bunkers volvieron a ser lo que inicialmente se pretendía con ellos, trampas de arena.

6 El último servicio de dos mitos: Tom Watson e Ivor Robson

El Open 2015 despidió a dos mitos del golf: el golfista Tom Watson y el starter Ivor Robson. A Watson le acompañó su hijo de caddy, con quien cruzó por última vez el Puente Swilcan. Un momento realmente emotivo y que muchos aficionados no se quisieron perder sobre el campo, a pesar del frío y de que la noche se había echado encima. en Internet los aficionados de todo el mundo se sacaron también el sombrero cuando Tom Watson dijo hasta siempre al Open que tanto le dio.

Tom Watson Open Swilcan golf Saint Andrews

El segundo en jubilarse en el Open fue Ivor Robson, el starter que se hizo famoso por su peculiar forma de presentar a los jugadores nada más y nada menos que en las últimas 41 ediciones del torneo. El último al que presentó en el tee del uno fue el amateur Paul Dunn, aunque tuvo que ser repescado de su retiro para volver a hacer las presentaciones del trío que jugó el playoff final. Tuvo su momento de gloria y fue merecido, ya que es de esas personas que se recuerdan con cariño cuando salen por en vídeos de golf.

7 Todos los jugadores querían ganar

La cuarta jornada parecía más una etapa del Tour de Francia que un torneo de golf, dado el sprint de birdies que se embocaron en los primeros nueve hoyos. Fue un moving day en domingo, con muchas opciones en en la clasificación desde el principio, al ser conscientes los jugadores que el lugar para atacar eran los nueve primeros hoyos, para luego defenderse e intentar vivo en los segundos, en los que las estadísticas decían que se estaban consiguiendo resultados mucho más altos.

Grandes figuras lo intentaron pero no pudieron llegar a lo más alto (Rickie Fowler, Justin Rose). También se dejaron ver varios desconocidos y eternos aspirantes a ganar un grande, como los amateurs, Sergio García y Jason Day. Pero al final fue un tipo listo el que se llevó la Jarra de Clarete a casa. El recital de lucha y buen juego de Zach Johnson en la cuarta jornada, en la que supo sufrir como casi ningún otro, le permitió lograr una victoria épica, con playoff incluido. Victoria merecida.

8 Hubo emoción hasta el final

Lo mejor de todo es que el torneo ha tenido emoción hasta el final, algo que el año pasado echamos de menos en tres de los cuatro grandes. Ha merecido la pena verlo hasta el final y es de los que hace afición. Seguramente no nos pondremos de acuerdo sobre quien mereció ganar y sobre el rendimiento de Sergio García (para mí de diez, otra vez), por eso creo que ha conseguido lo que se necesita: entretener el público y generar nuevos aficionados.

Ojalá haya más ediciones del Open como esta, sin problemas con la meteorología y acabando en domingo para que no se descuadre nada, pero con este nivel de emoción y calidad en los golpes que se han visto por el campo. Ah, y ojalá que el Open vuelva al Old Course de Saint Andrews muchas veces más. Es un templo del golf y merece la pena ver a los mejores pelear contra él.

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close