Ryder Cup

¿Alguien creía que la Ryder Cup 2022 iba a venir a la península ibérica?

Cuando ayer se hacía público que Roma acogerá la Ryder Cup en el 2022, no se puede decir que me haya visto sorprendido porque  la candidatura de España se haya quedado corta una vez más.
Mientras que la candidatura italiana aseguraba unos 100 millones de Euros para el European Tour, al garantizar durante 11 años un Open D’Italia con premios de 7 millones de Euros a partir del 2017 y pruebas del Challenge y del Senior Tour, la candidatura española no podía ni asegurar ni el país en el que se iba a realizar, debido a la incertidumbre geopolítica que rodea España y Cataluña en la actualidad.
De verdad:  ¿alguien creía que dicha inestabilidad no afectaría a la decisión? ¿alguien creía si no podías garantizar que se iba a realizar en España o en una Cataluña independiente, podías garantizar el buen desarrollo de dicha Ryder Cup? Por lo que se escribió en twitter ayer, parecía que  no todo el mundo lo tenía tan claro.
Algo tenemos que estar haciendo mal para que siempre nos quedemos a las puertas, si es que realmente hemos llegado hasta ahí porque realmente me cuesta verlo así. Sobre todo, cuando leo este artículo de Ten-Golf sobre la candidatura italiana y el  peso que la iniciativa privada ha tenido en ella.
Si lo comparamos con lo que la propia RFEG comentaba de la candidatura española, las diferencias me parecen abismales, ya que en la nuestra sólo tienen cabida menciones a organismos oficiales, nada de empresas bandera de un país, como sí que se da en el caso italiano. Y justamente eso es lo que me ha hecho pensar, justo en eso, en por qué en España no se da el caso de que la iniciativa privada dé un paso adelante, como si ha tenido lugar en Italia, para intentar organizar una Ryder Cup en España.

¿Quieres la Ryder Cup 2022?… ¡Enséñame la pasta!

Quizás se nos llena la boca al hablar de la Ryder por pensar que es una competición en la que la rivalidad es lo más importante, pero nos olvidamos que sin ella el European Tour tendría serias dificultades para su existencia. Así, todo lo que sea garantizar grandes premios para el futuro, es oxígeno para un circuito en el que algunos antiguos miembros del equipo Ryder y futuribles para la edición de este año prefieren no jugarlo
Rara ha sido la noticia en la la candidatura española en la que no se hablase de las maravillas del recorrido del PGA Cataluña, del apoyo de las instituciones españolas y catalanas y sí, el campo es espectacular y el apoyo de las instituciones también es importante, pero lo anterior son condiciones necesarias pero no suficientes. ¿Por qué? Porque siendo un país que ha estado a punto del rescate en fechas recientes, cada vez que me imagino a alguien de la candidatura española hablando con el European Tour, las imágenes que vienen a mi cabeza son las de Jerry MaGuire y no otras.

Quizás tendríamos que empezar a pensar si el papel de la RFEG, estando como está el golf nacional, es el de organizar estas candidaturas, o si debería dedicarse a otros menesteres menos cool pero más necesarios para el golf en nuestro país. Visto el nivel de reflexión al respecto, más bien nulo, parece que con intentar llevarse la Ryder  Cup sea suficiente.yoda
 

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar