PGA Tour

Dufnering: la mejor sonrisa de Jason Dufner

Cuando escuchaba el nombre de Jason Dufner hasta la fecha, siempre me venían tres pensamientos a la cabeza. El primero, sobre los numerosos waggles de su rutina previa al golpe; el segundo, sobre lo poco que transmite en los buenos y malos momentos; y el tercero, como no tiene que ver con el golf, no seguiré comentándolo, aunque aquellos que piensen que tiene que ver con la belleza de su mujer, no irán desencaminados…
El pasado fin de semana, se publicó la foto que ilustra este post, con una de esas caras de Jason Dufner, causando un auténtico aluvión de reacciones en forma de fotos de otros jugadores (Luke Donald, Bubba Watson, Dustin Johnson y muchos, muchos más) y también de aficionados imitándolo. Todo un movimiento que acabó bautizado como #Dufnering y que provocó un gran revuelo en Twitter, con Jason Dufner como protagonista, y el Dufnering, y del que he sacado un par de conclusiones que me gustaría compartir con todos vosotros.

  1. Jason Dufner quizás no sonríe mucho, pero sabe reírse de si mismo. Jason Dufner fue el primero en hacer RT de esas fotos de otros jugadores y aficionados, el primero que reconocía que la foto publicada tenía «tela», en fin, reírse de si mismo en esa foto, y de como el resto de amigos, compañeros se lo había tomado. No me extraña imaginarme a otras personas diciendo en su situación que se había desarrollado una campaña de desprestigio hacia su persona y que eso le había llevado a cerrar su cuenta en twitter. Jason Dufner ha dado una gran lección de gestión de este tipo de fenómenos en Twitter.
  2. En el PGA Tour cada uno va por su cuenta. Cada vez que se acerca una Ryder Cup, se suele hablar de la diferencia tan importante que hay en el día a día de ambos circuitos. Un Circuito Europeo en el que hay mucha más convivencia entre los jugadores, mientras que en el PGA Tour todo el mundo va por libre. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, reconozco que esa diferencia me cuesta más verla, jugadores que se quedan en casa de otros jugadores durante torneos (caso de Ricki Fowler y Bubba Watson en el Arnold Palmer Invitational), jugadores que comparten aviones,  entrenadores, preparadores físicos, jornadas de estudio de la biblia o que simplemente son capaces de picarse los unos con los otros, en las redes sociales, cuando uno detecta anécdotas simpáticas como esta de Jason Dufner. Habrá que verlo con el paso de tiempo, pero esta nueva hornada de jugadores jóvenes, al menos a mi, me están demostrando tener una gran relación personal entre ellos al mismo tiempo que grandes dotes de sentido del humor, por lo que eso de lo que siempre hablamos cuando llega la Ryder Cup, quizás este comenzando a cambiar.

El #Dufnering se ha convertido en todo un fenómeno en las redes sociales, como antes lo fueron el Gangnam Style o el Harlem Shake, pero a muchos de nosotros, nos ha servido para ver cómo uno de los jugadores que menos sonríe en el campo de golf, es capaz de reírse de si mismo, demostrándonos que no sólo es un crack jugando al golf, si no también fuera del campo. Gran victoria para Jason Dufner y el #Dufnering.
Imagen | ESPN

Historias Relacionadas

4 Comentarios

  1. Jason Dufner es un auténtico crack que nos tiene a todos engañados. Cuando le ves hacer los waggles parece que va a dar un golpe desastroso, pero el hombre es una máquina, con un swing super acelerado y sin embargo, con una gran precisión.
    Cualquiera diría que tiene sangre de horchata y que en su vida diaria debe ser un auténtico «muermo», pero a veces las apariencias engañan. Cuando vi por primera vez a su mujer, me quedé pensando, este tipo esconde algo. La señora Amanda Dufner es preciosa y elegante. Algo tiene que tener el señor Dufner aparte de su cara de hormigón armado para haberla conquistado.
    Temas frívolos aparte, he de admitir que admiro a Jason, no sólo por su swing mecánico casi infalible, sino por su comportamiento en el campo. Ni un mal gesto, incluso cuando se va al agua al final de un torneo que tenía ganado. Por pedir algo, le pediría una leve sonrisa de vez en cuando, pero sé que tiene carácter porque se lo vi en la Ryder, cerrando el puño y celebrando como los demás. Bravo Jason, genio y figura dentro y fuera del campo de Golf.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba