PGA Championship

El PGA Championship es el mejor grande del año

El PGA Championship es el mejor grande del año,  si eres uno de los pros de club que ha logrado clasificarse. Para la gran mayoría de estos pros será el único grande que podrán jugar en toda su vida, por lo que estamos ante una semana inolvidable para todos ellos. En mi caso particular, sigo pensando lo mismo que decía el año pasado, que al PGA Championship le falta personalidad, pero hoy quiero explicaros cómo se intenta que los jugadores de club tengan una semana inolvidable.
Los pros de club clasificados para disputar esta edición del PGA Championship y que utilizan material de Titleist, comenzaron a disfrutar de lo que significa jugarlo desde hace un par de semanas, cuando Titleist les hizo llegar a todos ellos el nuevo driver Titleist 915. Además, estos pros tuvieron acceso a las maderas 915F y a los híbridos 915H esta misma semana, tan sólo unos días después de que lo recibieran los jugadores patrocinados por Titleist que estuvieron en el Bridgestone Invitational.
Por parte de TaylorMade, los pros de club tienen los mismos scripts que los principales jugadores de esta marca, como es el caso de Sergio García y Dustin Johnson (¡uuups, no para éste último esta semana!). Además, TaylorMade ha enviado a dos personas de su plantilla que normalmente trabajan con los pros de club, con el objetivo de facilitar en todo lo que sea posible su experiencia de esta semana en el PGA Championship.
Tampoco nos podemos olvidar de que cualquiera de estos pros de club será tratado como uno más de los pros del PGA Tour, por lo que estamos hablando de taquilla con tu nombre, con bolas y guantes dentro de ella, acceso a los camiones de las marcas para cambiar grips, lies, etc. Es decir, al menos una vez en su vida, van a tener la posibilidad de sentirse como pros de primerísimo nivel.
Hablando de lies, cabe mencionar la historia de Michael Block, ganador del PGA Professional National Championship , quien gracias a la ayuda de TaylorMade, pudo poner el lie un poco más flat de sus hierros y wedges, ya que por su experiencia de estos días, el cambio de la Poa Annua, en la que juega habitualmente, interactúa con los palos de una manera diferente a la bentgrass de esta semana, lo que hacía que la bola tuviese una mayor tendencia a irse a la izquierda.
Lo dicho, para algunos de nosotros, el PGA Championship es el menos grande de los grandes, mientras que para otros será una semana inolvidable, por jugar un major y por el interés que ponen en que así sea desde la organización y las propias compañías de material.
Vía | Live Chat Golf Digest

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar