Material de GolfVídeos de golf

Por qué no debes hacer el tonto conduciendo un coche de golf

http://youtu.be/5jiNEjVbt0c
Conducir un coche de golf no es ninguna broma. Las tonterías al volante, al igual que con los coches de carretera, se pagan y, en algunos casos, puede ser a un precio bastante algo. La muestra la tienes en el vídeo que acompaña a esta entrada, en el que puedes ver una recopilación de accidentes con coches de golf, situación que en la que os puedo asegurar que no merece la pena ser protagonista.
Por suerte, aunque reconozco que soy de los que alguna vez le he «pisado algo de más» a alguno de estos, mejor no tentar a la suerte y jugarse el tipo. Recientemente, un amigo mío tuvo un accidente por un coche que se cruzó al salir de un camino y entrar en una zona de hierba mojada y las consecuencias fueron bastante graves (vértebra fastidiada, varios meses sin jugar y control de por vida para no fastidiarse la espalda del todo).
El motivo de que los accidentes con buggies de golf puedan tener consecuencias tan nefastas para sus ocupantes es que no están preparados para accidentes, al no contar apenas con protecciones como sus hermanos mayores, los coches de carretera. No llevan cinturón de seguridad y, como se puede ver en el vídeo, los elementos de la carrocería de algunos de estos coches parecen de papel de fumar y se desintegran al más mínimo golpe que sufran.
Otro punto a tener en cuenta es que los desperfectos ocasionados en un coche por acciones de este tipo los tendrás que pagar tú, ya que el seguro que acompaña a la licencia de jugador aficionado de golf de la RFEG no cubre este tipo de accidentes. Si el club tiene un seguro de accidentes, o si tienes un seguro de responsabilidad civil, es posible que la compañía le pague el buggy al club, pero también muy probable que luego la compañía te reclame el importe a ti, en caso de que el accidente determinen que fue provocado por una imprudencia o malas prácticas. Tú verás lo que haces, mejor no tentar a la suerte. Otro tema más son los daños al campo de golf, que también pueden suponer un buen «pico».
Otro ejemplo más, que duele sólo de ver la torta que se dan estos dos tipos:

Bonus: Si quieres impresionar a una chica, mejor que no lo intentes haciendo el macarra con un coche de golf, no vaya a ser que te ocurra como a este tipo:

Bonus II: Lo mismo con los chavales, si quieres impresionar a tu hijo, piensa que puede salir volando, como el chaval de este otro vídeo:

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba