Material de Golf

La garantía de Callaway y las ventajas de la compra en tienda física

El pasado lunes escribía como mi driver Callaway Razr Fit había dicho basta a pesar de no llevar con él menos de un año y como comentaba en el post, la diferencia entre las buenas compañías y aquellas no tan buenas, es cómo una y otras responden cuando se tienen que enfrentar a los problemas generados porque su producto o servicio no haya estado a la altura.
Antes de seguir, sí que quería dejar claro, que si se ha roto, no tiene nada que ver con que la cabeza sea Callaway, TaylorMade, Cleveland, etc…Todas las compañías tienen drivers que se acaban rompiendo, y la que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Para muestras, la fotografía que nos mostraba Pedro Oriol en su twitter, que le obligó a ir al hotel a por el segundo driver, y llegar sólo con 5 minutos de margen a su salida.
Y hablando de piedras, en estos dos días, son varias las personas, que me han contado que quizás, la rotura tenía que ver con tirar bolas del tee de prácticas, ya que según esas personas, las bolas de pasta, no se comprimen y la dureza del impacto es mayor en el driver, por lo que si sumas altas velocidades de swing y tirar muchas bolas, el resultado es el que es. No tengo ni idea de si esa teoría es cierta o no, he buscando información sobre ella, pero tampoco he encontrado nada, pero quería compartirla con vosotros por si sabías algo…
Esta misma mañana Tono, el responsable de Abubilla Golf me ha confirmado lo siguiente, que Callaway me daría la nueva cabeza del Callaway Razr Fit Extreme y que podía elegir entre la cabeza de serie (negra) o la cabeza personalizada de udesign. La primera saldría dirección Las Palmas esta misma semana, mientras que la personalizada tendría un periodo de espera de mes y medio. Me he decidido, por la primera opción, porque lo de esperar mes y medio por la personalización, he de reconocer que me hubiese sido demasiado duro, además de unirse que llegaría cuando estaría de vacaciones, por lo que estaríamos hablando de pegar la primera bola con el nuevo driver en agosto…¡ Demasiado tiempo sin mi amigo el cabezón!
No han sido pocas las veces que he escrito sobre mis compras de palos en webs de Estados Unidos,  en primer lugar por la diferencia de precio y en segundo lugar, al menos en Las Palmas, porque hasta hace algo más de un año, los palos se vendían  casi sin fittings, sin posibilidad de probar varillas y configuraciones diferentes.  Y si nos ibamos a arriesgar en la compra, por lo menos que el dinero invertido fuese el menor posible.
De un tiempo a esta parte, todas las principales marcas Callaway, TaylorMade, Ping y Cleveland/Srixon han realizado o van a realizar fitting days en mi club, con la posibilidad de probar y ser analizado con distintos materiales y configuraciones, con el consiguiente esfuerzo por parte de Abubilla Golf y de las marcas que distribuyen. Además, en esos días suele haber condiciones especiales de precio, por lo que la diferencie entre USA y tienda física se reduce, al mismo tiempo que uno está ganando en seguridad, ya que como ha sucedido en mi caso, el material puede no dar el resultado esperado… Si ese mismo palo, lo hubiera comprado online, estaría pidiendo papas y ketchup, para acompañar al driver que me iba a comer, ya que no tendría garantía.
Otro aspecto que he valorado de todo este proceso, ha sido la información constante con la que Tono, de Abubilla Golf, me ha ido informando estos dos días. Ver el palo el mismo día, ponerse en contacto con Callaway, conseguir una respuesta de ellos y darme dos opciones posibles, son cosas que como cliente he valorado y mucho. Se ha hecho un trabajo y cada paso realizado me ha sido comentado. No sólo me gusta por el resultado final obtenido, si no porque uno es consciente del trabajo que dicha persona está realizando para su cliente quede satisfecho. Plas, plas, plas.
La respuesta de Callaway genial, no sólo lo cubre la garantía, si no que me actualiza la cabeza del driver, permitiéndome la opción de mantener un modelo personalizado como el que tenía o el modelo normal. La opción de darme la opción de elegir, para tenerlo antes también la he valorado, tanto es así, que al final ha sido la opción elegida. Plas, plas, plas.
Quizás en todo este proceso, he echando en falta una respuesta en twitter por parte Callaway Europa así como por parte de los representantes de Callaway en España. Quizás consideren que no sea el canal apropiado, pero si alguien se pone en contacto contigo, que menos que decirle algo. Lo mínimo hubiese sido indicar que se entregase el producto a través del distribuidor autorizado donde fue comprado.
Si estamos en las redes sociales, imagino que es para hablar y compartir puntos de interés con la gente a la que tus productos les gustan. Esta ausencia de comunicación, es el único lunar negro, que he visto en todo el proceso, por el resto, Callaway y su distribuidor autorizado, Abubilla Golf, han salvado la prueba con nota, dándole la razón, a todos aquellos que defendían la tienda física, entre otras cosas, por la garantía que esta ofrecía.

Etiquetas

Historias Relacionadas

8 Comentarios

  1. Siento decir que no estoy de acuerdo. Yo destrocé la cabeza de mi driver Callaway FT comprado en Internet, en el Reino Unido para más señas, y tras mandárselo de vuelta y estos a Callaway, me mandaron uno nuevo, que por cierto volví a reventar. Por eso no compro Callaway que les gusta mucho la fibra de vidrio.

    1. Diego, yo siempre he comprado en tiendas online USA, por lo que la garantía la daría Callaway USA, por lo cual, el proceso hubiera sido bastante caro y engorroso. Y siento no estar de acuerdo, pero la semana pasada por no ir más lejos, un profesional como Pedro Oriol, hablaba de como su driver Taylor Made se había roto (ver foto) y tuvo que ir corriendo al hotel a por el sustituto. Todas las marcas tienen sus problemas, algo lógico, cuando se intenta llevar el peso del driver a lo mínimo, para poder generar mayor velocidad.

      1. Pedro oriol, con la velocidad de swing que tiene y la cantidad de bolas que habrá tirado con el, podría reventar un driver de cualquier marca.
        5 modelos de callaway, desde el FT3 hasta el diablo octane tour, y con 3 he tenido problemas en la cabeza. (Siempre con gran respuesta de Callaway)
        Al final, R1 en mi bolsa. La noche y el día comparado con mis antiguos driver… Abre tu mente a otras cosas Ovidio 🙂 no es sólo el color…

        1. Tengo que decir en defensa de los driver de Callaway, que el FT9 es un PALAZO. Yo no acerté con la varilla.
          Pero con el TM si he acertado

          1. En las últimas semanas he probado el r1 en un fitting de TaylorMade y la verdad es que me gusto, como no podria ser de otra manera… Lo peor es que justo antes estuve probando el R11S de Carlos Quevedo… y ese si que enamoró a base de bien jajajaja

  2. Voy a enmarcar este post y colgarlo en Golf & Cia…
    Sé que es un debate bastante trillado pero creo que has mencionado varios puntos fundamentales a tener en cuenta a la hora de comprar un palo de golf. Posibilidad de probar palos, varillas e incluso hacerse un fitting y, como a ti te ha ocurrido, hacer uso de la garantía si es necesario.
    A las tiendas físicas no nos queda otra que aportar valor al cliente para luchar contra el showrooming.

    1. Estoy de acuerdo. Pero a veces tenemos que pensar que lo buscamos es precio, porque el golf ya es un deporte demasiado caro en España. Sólo existen primeras marcas a precios más que imposibles y si quieres hacerte con buen material, no te queda más remedio que comprarlas en Internet.

      1. Sinceramente creo que a fecha de hoy no hay una gran diferencia en términos de precio entre la compra online y la tienda física. Cierto es que, en gran medida, depende de como este el euro frente al resto de divisas pero hay que tener en cuenta 2 asuntos importantes: hay que sumar los gastos de envío y la posibilidad de que te paren el bulto en aduanas con el consiguiente cargo.
        Cierto es que muchas veces en internet encuentras precios realmente mucho más bajos que en una tienda física, pero en la mayoría de las ocasiones se trata de producto falso, copias o similares. Siempre recuerdo la cara que se le quedo a un cliente que me enseñaba un Scotty Cameron que compró online y le había costado 180€ cuando lo cogí y le dije “esto es una copia y además mala”.
        De momento sigue sin haber duros a pesetas, incluso en internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar