Masters

El mal tiempo, un invitado incómodo en el Masters

Las previsiones meteorológicas para el Masters no son demasiado buenas. Se prevén tormentas el viernes y el sábado, que podrían provocar parones y retraso en la definición del corte, e incluso retrasar la segunda jornada y fastidiar tanto a jugadores, como a los espectadores.
Según las predicciones, el jueves reinará el sol en el Augusta National, con temperaturas entre los 21 y 31 grados que harán que sea un día perfecto para jugar al golf. El viernes se espera que amanezca nublado, con alguna tormenta puntual sobre las 10:00 horas y lluvia hasta las 16:00 horas. A partir de ahí, las tormentas aparecerán de nuevo y lo malo es que se espera que caigan rayos hasta bien entrada la madrugada.
El sábado se prevén lluvias a primera hora de la mañana, mejorando el tiempo para dejar unas condiciones magníficas hasta las 15 horas. A partir de ahí, se espera más lluvia y alguna tormenta por la tarde, que podría trastocar la jornada si tiene que jugarse hasta última hora. El domingo se espera una jornada tranquila, con algo de viento, sol y nubes y temperaturas suaves, entre los 15 y los 23 grados.

Qué impacto puede tener la meteo en el Masters 2015

Con la previsión que dan hoy para los cuatro días de Masters, se pueden esperar retrasos en la jornada del viernes. En función de cómo sean las tormentas y de lo cerca que pasen del Augusta National, podría ser necesaria la suspensión del juego en la jornada del viernes e incluso retrasarla para acabar el sábado temprano, si se produce el peor escenario. Esto puede descolocar a los jugadores que se vean afectados, impidiéndoles descansar bien y jugar con tranquilidad.
Otra posibilidad es que los jugadores que peor meteo se encuentren puedan ver cómo peligra su resultado, con respecto a los que jueguen con las condiciones más benévolas. Hay que ver el encaje de los horarios de juego y el tiempo, ya que alguno de los favoritos podría caerse por esta causa.
Por último, el agua que se espera el viernes y sábado podría dejar un Augusta National más asequible de lo que suele ser este campo. Esto puede ser bueno para ver una última jornada con remontadas espectaculares de jugadores que llegan desde atrás, si los birdies llegan con facilidad, pero también puede hacer que los de arriba no fallen y veamos poco movimiento en los últimos 9 hoyos del torneo, que es cuando tradicionalmente se ha ganado el Masters, salvo el año pasado.
En cualquier caso, vamos a disfrutar de la jornada del jueves y confiemos en que el tiempo pueda cambiar a mejor y no haya demasiados contratiempos. Si los hay, seguro que la organización del torneo no defrauda y coordina todo para que el espectáculo siga siendo total. Si la cosa se pone fea, tendremos que llamar a Emilio.

Historias Relacionadas

Un Comentario

  1. No veo tan claro que la lluvia haga que sea posible hacer resultados más fáciles. La lluvia quitará rodada en las calles, por lo que debería cerrar el cupo de jugadores que optan a la victoria: los pegadores. Entre otras cosas, porque los greenes no estarán blandos, ya que el sistema de aireación permitirá cocinar la dureza y si a esos greenes los atacas con hierros largos, muy alto vas a tener que jugar tu bola para que paren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba