Masters

El gran reto del Masters 2015: volver a entretener al público

La edición del Masters 2015 que arranca con el inicio de la semana, tiene ante sí un gran reto para devolver al espectador de golf lo que hasta ahora era suyo: la emoción durante cuatro días de torneo sin igual. El Masters siempre se ha caracterizado por ser uno de los mejores torneos del mundo cada año, pero en 2014 el espectador se quedó a medias, en una especie de coitus interruptus golfístico.

¿Qué le faltó al Masters de 2014?

Los majors de golf de 2014 fueron, en general, decepcionantes. Salvo el PGA Championship, que fue el único en el que el espectador tuvo la dosis de golf del bueno que se espera de un grande, el resto no gustaron. El motivo principal de las malas vibraciones en el Masters, el US Open y el Open fue que faltó la emoción y al otro lado de la pantalla muchos sentimos sopor y hasta ganas de cambiar de canal.
La clave de que el Masters 2014 no fuera el torneo que muchos nos esperábamos tal vez haya estado en el campo, o eso es lo que parecía desde el salón de casa. Pocos golpes imposibles, un reto no tan exigente para el líder en los últimos 9 hoyos y, en definitiva, un Augusta National que no era el que acostumbraba a ser.

¿Qué podemos esperar del Masters en 2015?

Todo. De un Masters se puede esperar todo. T-O-D-O. Cualquier cosa puede pasar y cualquiera puede estar arriba para pelear por la ansiada Chaqueta Verde. Eso es justamente lo que queremos los espectadores de un torneo como el Masters, así que habrá que confiar en que la preparación del campo estará a la altura para lograr este objetivo.
Para ello habrá que ver si los cambios realizados en los últimos meses tienen sentido, si los greens presentan la preparación adecuada y si los jugadores se enfrentan a cuatro retos de 18 hoyos de jueves a domingo, o si por contra, resulta que el Augusta National se vuelve a plegar ante un dominador sin rivales. Como sucedió en 2014, cuando nadie fue capaz de hacerle frente a Bubba Watson y los últimos 9 hoyos del torneo fueron un horror.
Del Masters 2015 también espero que sea en el que se produzca un relevo generacional, en el que los nuevos valores consagrados del golf mundial presenten ya algo más que su candidatura a ganador de la Chaqueta Verde. Rory McIlroy sigue siendo el nuevo rey, pero en un corral en el que hay mucho gallo, como Jordan Spieth, Patrick Reed y Rickie Fowler.
Si apostara, diría que de estos tres últimos jugadores saldrá el ganador de la Chaqueta Verde del Masters 2015.
Imagen | Masters

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba