Golf Español

A los medios generalistas sólo les interesan los escándalos de golf

En los últimos días, los medios han vuelto a hablar de golf. La pena es que lo están haciendo por dos motivos que poco tienen que ver con este deporte: los escándalos de golf.

Un desafortunado mensaje en Twitter de Gonzalo Fernández-Castaño y una extraña situación en la que se ha visto envuelto Tiger Woods, pendiente aún de aclarar, han sido los dos últimos ejemplos del poco interés real que hay de contar el golf de verdad en los medios generalistas.

El tweet anti-catalán de Gonzalo Fernández-Castaño

Gonzalo Fernández-Castaño publicó un mensaje en Twitter que no contribuye a la normalidad que tanto necesita una sociedad española, que en su mayoría está harta de tanta corrupción, movimientos separatistas y populistas, que sólo conducen a la ruina. ¿Por qué? Muy claro: porque su tweet se ha puesto a la altura de los que intentan romper España y ha servido únicamente para echar más leña a un fuego que convendría apagar cuanto antes.

El comentario de Gonzalo Fernández-Castaño es un error. Primero, porque el tono y el contenido no proceden en una sociedad civilizada. Segundo, porque se interpreta como un mensaje de odio, que es el “alimento” que más gusta a la prensa generalista y a los trolls habituales de las redes sociales, de uno y otro bando, a los que no les ha llevado ni un segundo empezar a rajar de Gonzalo y todo lo que rodea a su profesión de golfista.

Se ha hablado de golf, sí, pero sólo con connotaciones negativas y en ningún caso de lo bueno que aporta este deporte. Por eso creo que mejor habría sido si Gonzalo no hubiera publicado su mensaje. Para no darles alas a los profesionales del odio para echar basura sobre un deporte que critican porque no saben la delicia que es jugarlo y porque tampoco saben lo que significa la palabra “respeto”.

Tiger Woods detenido por conducir… ¿borracho?

El lunes por la tarde saltó la noticia de que Tiger Woods fue detenido por conducir borracho. Al menos eso es lo que daban por hecho la práctica totalidad de los medios medios que publicaron la noticia, aún sin que hubiera salido a la luz el informe de la Policía de Miami.

Una vez que saltó el tema, en cuestión de minutos, las redes sociales ya ardían con la noticia y empezaban a publicarse artículos al respecto, aún sin estar basados en información fiable y contrastada. El daño al golf ya estaba hecho, una vez más.

Al día siguiente, cuando se hace público el informe de la Policía que detuvo a Tiger Woods, se comprueba que la prueba de alcoholemia es negativa. Otras pruebas demuestran que Tiger estaba “under the influence”, lo que en términos coloquiales viene siendo para los americanos “estar colocado”. Esto te puede pasar si te tomas cuatro copas, si te fumas algunas sustancias o también si te has tomado fármacos bajo tratamiento, como tranquilizantes y relajantes para el dolor de espalda que tienes a causa de una lesión y de la enésima operación posterior.

El tema de los escándalos de golf y la prensa tradicional da para pensar un rato. También para la autocrítica, ya que hay que contar los mensajes propios y los que se promueven, a través de RT’s, likes y demás, desde el entorno de cada uno. Por mucho que Tiger Woods tenga un pasado (que tire la primera piedra el que tenga un historial impoluto), es importante que antes de publicar o promover este tipo de noticias tengamos en cuenta el daño que se le hace a la persona, a su entorno y también a nuestro deporte, el golf.

Ojalá que la próxima vez que se hable de escándalos de golf, antes de hacer caso y propagarlos, nos preguntamos qué queremos realmente: ¿Qué Tiger Woods vuelva a jugar al golf a lo grande o que vuelva a ser protagonista por motivos extradeportivos?

Imagen | Lovepixs

Review Overview

User Rating: Be the first one !
Etiquetas

Historias Relacionadas

  1. Buenas Pablo!

    Coincido contigo en casi todo el post… es una pena que el golf solo tenga cabida en los medios generalistas cuando hay un escándalo, un animal por el campo (justo hace unos días vi un tuit de El País con unas serpientes en un green), con algún hoyo en uno o, en último lugar, con alguna victoria de un español.

    Ahora viene la otra parte (y lo que no cabía en 140 caracteres de Twitter)…defiendo 100% a Gonzalo y creo que te equivocas al tacharlo de anti-catalán, me parece que su queja ha sido contra los independentistas que menosprecian nuestros símbolos como el himno o la bandera, ni más ni menos.

    Sabemos perfectamente que todo lo huela a golf será duramente criticado y, efectivamente, si no hubiese publicado el tuit, nos hubiésemos ahorrado ver otra vez a nuestro deporte ligado a comentarios negativos, pero bueno…si no es por esto, los dirán por otra cosa.

    Respondiendo a tu pregunta final… no creo que Tiger vuelva a estar en el top 10 del mundo y ojala tenga una retirada del golf con la cabeza bien alta, no como está siendo hasta ahora. Una lastima.

    Abrazo!

  2. No me deja editarlo…no me gusta ese “creo que te equivocas”, lo cambio por un “no estoy de acuerdo con tu percepción”, creo que es más adecuado. :)

  3. Gracias por tu comentario, Jorge. Es difícil que estemos todos de acuerdo con el tema de Gonzalo o el de Tiger, nos daría para horas de hoyo 19 debatiendo sobre el tema desde diferentes puntos de vista. Matizó un poco dos puntos: el tema Gonzalo nos es que lo vea mal por estar en uno u otro lado, sino por no ser práctico y alimentar a los trolls de turno. Pero eso nos pasa a cualquiera, yo mismo he cometido ese error alguna vez y creo que no ayuda.
    Lo de Tiger, coincido contigo, va a ser difícil verle arriba. Pero prefiero pensar que volverá a brillar de alguna manera, a que será un nuevo juguete roto, como Michael Jackson, o alguna otra estrella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close