Golf Amateur

La influencia del Premio Príncipe de Asturias en el golf español

Ayer por la noche al llegar a casa, mientras estaba viendo la final del basket, seguía el hilo de la programación especial que Canal + Golf estaba dando al recaer el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes en Chema Olazábal. Desde aquí mi enhorabuena a Hugo Costa y su equipo, por los reflejos, el esfuerzo y la flexibilidad demostrada para llevarlo a cabo.
Por los twitts , entendí que al recaer el premio en un golfista, este iba a tener su impacto positivo en el golf español, entendiendo esto, como una manera de ganar más golfistas y de que el golf gane en popularidad en nuestro país, algo de lo que por desgracia, anda bastante falto nuestro deporte.
Nada me gustaría más que eso, que por recibir un Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, la situación fuese a cambiar, pero a mi juicio, que el golf cambie en España, no será fruto de recibir un premio o de otros factores  del azar. El crecimiento de un deporte como el golf, que requiere unas instalaciones como los campos, que es tan técnico y también intensivo en tiempo y dinero, realmente no depende de actos al alzar, aunque algunas de estas cosas pueden ayudar.
Volvamos a una entrevista de hace ya algún tiempo, del CEO de Acushnet, Wally Uihlein cuando Fila había comprado su compañía, y en la que hablaba de los cuatro factores que ellos valoraban para saber la potencialidad del golf en un pais.
Aunque antes de empezar a desgranar sus puntos, me gustaría aclarar el porque valoro tanto su visión. Se juega el dinero de sus accionistas y el suyo en sus decisiones, al mismo tiempo que tiene una visión global del golf. El ve el bosque, no el árbol que otros pueden tener delante. Su experiencia desde ese punto de observación, ese que le permite ver que cosas tienen en común esos países que en los que el golf ha tenido éxito, a mi juicio, debiera ser muy tenida en cuenta, y es por ello, que los cuatro puntos que el nombra, siempre los tengo muy frescos cuando se habla del golf y el crecimiento de este en nuestro país.
1. El tamaño de la clase media.
2. La estructura educacional del golf.
3. La facilidad de acceso a campos y lugares de prácticas.
4. La situación del golf profesional.
Con la que esta cayendo en España, creo que estaremos de acuerdo en que la clase media en España está en recesion, algo que debe estar ligado al fuerte descenso que las licencias están teniendo este año. El tamaño de la clase media en España fue mayor, natural o artificialmente, en los años de bonanza económica. En estos momentos, el tamaño de la clase media en España, no es el mejor, por lo que la potencialidad de nuestro país para el golf también será menor,  a pesar de las magníficas condiciones que presenta nuestro país para ello.
Si hablamos de estructura educacional del golf en España, al menos desde como yo la observo en mi entorno, la enseñanza está en manos de los profesionales del club, una enseñanza atomizada y basada en el profesor, ausente de un  método y de una estandarización del proceso de enseñanza dentro de un mismo club. Una enseñanza que en la mayoría de los casos todavía no ha adoptado mucho de los avances tecnológicos que han ido apareciendo.
La RFEG ha hecho esfuerzos por la implementación del TPI, pero su impacto, al menos en mi entorno, lo veo reducido si no nulo. Falta dar el paso, de una enseñanza basada en el profesor a una enseñanza basada en una escuela, con sus métodos, pasos y objetivos claros. Hay ejemplos de esto, no tengo la menor duda, pero a mi juicio no es la norma en España a día de hoy.
El acceso a campos e instalaciones, sigue siendo el gran problema. Faltan este tipo de instalaciones donde jugar y practicar sea fácil para todo el mundo, falta que aquel, en el que el golf ha despertado interés, tenga fácil y claro donde acudir, por quien preguntar y hasta cuanto le va a costar desde el principio. Al golf español le sobran muros, le sobran barreras que dificultan el acceso.
El útimo punto sería la situación del golf profesional, siendo este el último punto en el que el premio otorgado a Chema Olazábal tendría su impacto. Soy de los que considera que para nuestro nivel de licencias, no llegan a 300.ooo, tenemos más de los golfistas que nos mereceríamos compitiendo a máximo nivel, pero si nos quedamos con eso, tampoco estaríamos viendo toda la fotografía, sólo estaríamos viendo la punta del iceberg, y no aquellos profesionales, que no tienen prácticamente donde competir a nivel nacional, como si que tenían hacer un par de años con el Peugeot Tour. Si, tenemos grandes profesionales, figuras donde los jóvenes pueden mirarse, pero por debajo de ahí, los profesionales también necesitarían más, cosa complicada, a día de hoy al estar las cosas como están.
Estos son los cuatro pilares básicos que comentaba Wally Uihlen y cómo los veo yo referidos a nuestro país, no se, si vuestro punto de vista coincidirá o no con el mío, pero cuando contestaba ayer en twitter, diciendo que no creía que afectase, este es el razonamiento que llevaba detrás.
 

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba