Golf Amateur

La diferencia que pueden marcar algunos entrenadores en nuestros peques

Cuando hablamos de golf, solemos hablar de la honestidad, de los valores aunque hechos recientes nos demuestren lo contrario, pero quizás, a la hora de elegir actividades para nuestros hijos, nos solemos fijar más en la actividad en sí que quien la imparte y lo que éste puede aportar a nuestros peques.
No, no os confundáis, considero que los padres son los responsables de la educación de los hijos, que los colegios o responsables de las actividades van a aportar conocimientos y que los niños tienen que venir educados de casa, pero al mismo tiempo, hay veces que uno ve cosas de algunos entrenadores/profesores que  no sólo  no aportan, si no que incluso restan.
Cuando buscamos un determinado profesor/entrenador para nuestros hijos, quizás buscamos su capacidad de enseñar conocimientos de dicha actividad, sin darle más importancia a otros aspectos que consoliden lo que desde cada una de nuestras casas estamos intentando consolidar en la educación de nuestros hijos, olvidándonos quizás, que para llegar lejos en cualquier disciplina de la vida, una de las cosas más importantes, es tener la cabeza bien amueblada. 
El viernes pasado veía por primera vez este vídeo, en el que David Belisle le daba a su equipo de baseball, Cumberland American, un discurso tras la derrota sufrida en  la Little League World Series, dejando claro la diferencia  que un buen entrenador puede dejar en unos chicos incluso en los momentos más amargos para ellos.

Cabeza en alto. Cabeza en alto. ¡Tengo que ver vuestros ojos, chicos! No hay decepción en vuestro esfuerzo – en todo el torneo, en toda la temporada. Ha sido un viaje increíble. Hemos luchado. Mirad la puntuación – 8-7, 12-10 en hits. Llegamos al  último out. Nosotros no hemos renunciado.¡Esos somos nosotros! ¡Muchachos, esos somos nosotros!
«La única razón por la que probablemente terminaré derramando una lágrima es que esta es la última vez que os voy a entrenar. Pero me voy a llevar, el cuerpo técnico se va a llevar y vosotros os vais a llevar algo  que ningún otro equipo puede ofrecer, que es el orgullo. Orgullo. Os  vais  llevar  para el resto de vuestras vidas lo que habéis significado para la ciudad de Cumberland. Tenías todo el lugar  saltando, ¿verdad? Tenías todo el estadio saltando. Teníais a toda Nueva Inglaterra saltando. Teníais a ESPN saltando. ¿De acuerdo?
«¿Queréis saber por qué? Porque a la gente le gustan los luchadores. Les gustan los deportistas. Les gustan los chicos que no renuncian. Les gustan los chicos que juegan el juego de la manera correcta…Sí, hemos perdido justo al final frente a uno de los mejores equipos del mundo, pensad eso un momento, ¡del mundo entero! ¿verdad? Necesitais ir a ver a nuestros padres porque están tan orgullosos de vosotros…
Una cosa más, venid aquí, venid, necesito que vengáis para un gran abrazo de todos vosotros, un gran abrazo y luego vamos a ir a celebrarlo. Lo vamos a ir a celebrar con nuestros padres, y mañana lo celebraremos en casa con una gran fiesta. ¿de acuerdo? Os quiero muchachos, os querré para siempre, porque me habéis dado el momento más preciado de toda mi carrera deportiva y como entrenador, y he estado entrenando durante muuucho tiempo. Yo voy a ser un hombre viejo y necesito recuerdos como estos, chicos como estos. Todos sois mis chicos…
 

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba