US Open

Así se las gastan los hoyos del Merion Golf Club en el U.S. Open

Cuando un golfista tira un putt y ve que la bola rueda hacia el hoyo, se produce una tensión en el momento que es bastante difícil de describir con pocas palabras. Tal vez la sensación de cómo se ha tocado la bola sea el principal indicador de las esperanzas que en esos breves instantes hay para que la bola entre en el hoyo, a medida que va recorriendo su camino.

Corbata mortal – Webb Simpson – Bleacherreport
A veces, aún tocando bien la bola, que es como lo hacen la mayor parte de los profesionales casi en cada golpe que pegan, suceden cosas como la que se ve en la imagen animada de esta entrada. Ves como la bola enfila el hoyo por la parte central, que empieza su trayectoria descendiente haya el fondo del hoyo, pero la fuerza centrífuga vence a la gravedad y se produce lo que nadie desea: una «corbata», de infarto, de esas que te dejan cara de tonto porque tu mente ya le estaba dando órdenes a tu cuerpo para que activara los músculos necesarios para recogerla de dentro del hoyo.
Así es el golf, hasta que se para la bola dentro no hay tregua. Más aún en las condiciones de juego de un campo preparado a conciencia para el U.S. Open, donde los mejores del mundo sufren y no son capaces de domar una bola que parece cobrar vida propia. Webb Simpson seguro que se va a pasar el fin de semana acordándose de este golpe en el green del hoyo 5.
Vía | Bleachrreport

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba