PGA Championship

Lo que creo que le falta al PGA Championship

La semana pasada Ovidio se preguntaba qué es lo que le falta al PGA Championship para que sea un torneo con más gancho para el público español. A pesar de ser uno de los cuatro grandes torneos de la temporada, un major, reconozco que yo también soy de los que siente que este es de los menos atractivos, despertando en mí mucho menos interés que el Masters, el US Open o el Open.
¿Por qué pensamos entonces que le falta algo al PGA Championship? Creo que es fruto de varios factores y que al sumar todos se llega a este punto.
El PGA Championship se juega en agosto: es la época de vacaciones de los españoles y son pocos los que se quedan en casa un fin de semana completo, dedicando las tardes y noches de jueves a domingo para ver en directo el torneo. En España es habitual salir a cenar fuera, a dar un paseo o a tomarse copas, cosa que no encaja con el horario de emisión del PGA Championship. Si se quiere ver en un bar con los amigos, sólo en zonas muy puntuales es algo posible y en la Costa del Sol hasta se abarrotan algunos bares.
Ningún español ha ganado el torneo: hay que reconocer que en España somos muy del caballo ganador. Yo creo que ocurre lo mismo con el PGA Championship, como aún no hay ninguna victoria española en la historia del torneo, desde que se comenzó a disputar el torneo en 1916, no somos muy fans.

¿Tiene remedio lo que nos pasa con el PGA Championship?

En realidad el PGA Championship no es que sea un mal torneo, ni mucho menos. Para que nos enganche un poco más en España, en mi opinión, hace falta que algún español tenga opciones a lo largo de las cuatro jornadas. En la de este año, nuestros representantes han tenido una buena actuación durante los dos primeros días, siendo el tercero el que les ha dejado sin opciones para la victoria y provocando una lógica bajada del interés para el golfista nacional español.
El torneo seguirá siendo en agosto y, dada la apretada configuración de los calendarios de los circuitos europeo y americano, parece complicado situarlo en otra fecha que no descompense la temporada. Ante esta situación, para que se mantenga la audiencia la solución pasa por el cambio de modelo de retransmisión que vengo diciendo que es necesario en el golf. Es hora de plantear ya una oferta de contenido en directo y en diferido, a la carta, en plataformas de video online como Youtube o similares.
Hoy en día ya se ofrecen retransmisiones en directo de eventos de masas a través de la plataforma de Youtube, por ejemplo el Festival Primavera Sound. Hay más en la sección de video en directo y este año hemos podido ver algunos hoyos del torneo The Players a través de Youtube, aunque algunos canales estaban bloqueados para España.
Imagínate, poder encender la tableta, el móvil, la tele o el ordenador el sábado por la mañana en casa para descargarte la jornada del viernes que te has perdido porque has estado en la playa y has salido con tus amigos a cenar, para verla en casa o en la piscina, playa o donde te apetezca. ¿A que verías más golf así?
En conclusión, mi opinión es que una victoria española ayudaría a que la audiencia del PGA en España mejorase notablemente y también el hecho de facilitar las cosas a los consumidores de golf, que en definitiva son los clientes, poniendo a su disposición la tecnología que hoy en día existe para ver el torneo de manera cómoda y fácil. Justo como el espectador quiere.
P.D: la última semana me la he pasado de vacaciones, jugando algo al golf y con acceso a ver el torneo en directo por televisión y vía internet, con tablet, ordenador y móvil. Apenas he visto algo de la segunda jornada y un poco de la última. Soy aficionado al golf y me encantan los torneos grandes, pero a este no le he cogido el punto, tampoco este año. El cuerpo no me pedía ver horas de golf en directo como me ocurre, por ejemplo, cuando se juega el Masters.

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba