Material de Golf

El bonito reto de jugar el campo de manera diferente

Los golfistas que acostumbramos a jugar casi siempre en el mismo club tenemos la ventaja de conocer la manera óptima de jugar cada hoyo del recorrido. Bueno, eso en teoría, ya que al mismo tiempo estamos expuestos al riesgo de obcecarnos con una manera de jugar que no sea la más adecuada para nosotros y no ser capaces de sacar el máximo rendimiento cada vez que pinchamos la bola en el tee. Esto se debe a que muchas veces pensamos que todo lo que rodea a nuestro golf no cambia con el tiempo y esto no es así.
Por ejemplo, los árboles crecen y se plantan otros nuevos. Otros se caen por las inclemencias del tiempo; nuestro swing también evoluciona, para bien y para mal, a veces influenciado por cambios en nuestra condición física, que no es la misma año tras año (por mucho que queramos pensar que sí algunos…); los obstáculos varían de posición y tamaño, incluso los greens «se mueven», ya que el corte de la hierba no siempre es exactamente igual y el terreno tiene sus «movimientos», que son lentos pero que pueden llegar a ser muy importantes. Con el paso de los años, la distancia desde el final de un búnker hasta el principio de un green puede variar considerablemente. También la superficie de un green cambia, pudiendo ser sensiblemente mayor o menor.
Ante estos cambios, sobre todo cuando realmente son significativos, a veces toca cambiar de estrategia y buscar otra manera de atacar un hoyo. Tal vez haya algún tee en el que sea mejor dejar el driver con la funda puesta y pegar la madera 3 o incluso un hierro, puede que haya que pegar un palo más en el tiro a green si es un par 3, o quizás el mejor lugar de apoyo sea el lado contrario de la calle… El problema que tiene el jugador amateur, como muchos de los lectores de este blog, es que nos cuesta mucho ver esto. La solución que siempre recomiendo es preguntarle a algún profesional, que son los que saben, para que nos pueda ayudar con sus consejos expertos. Pero ojo porque hay más.
Me gusta la idea de jugar el campo de golf de otra manera. Todos los días salimos con nuestra bolsa repleta de palos, ¿qué tal si lo intentamos algún día con un solo palo? ¿Cuál elegirías tú en caso de enfrentarte a un reto así? La idea no es mía, sino que la ha planteado en Twitter la gente de YourGolfTravel. Si en lugar de uno, fueran dos, ¿cuáles serían los elegidos?
Puede parecer una tontería pero es un método de entrenamiento que viene muy bien para coger confianza, ritmo y perderle el miedo a ese palo que llevamos en la bolsa y que no acaba de ser de nuestro agrado. Por ejemplo, un hierro 6. ¿Has probado a jugar los 18 hoyos sólo con un hierro 6 (green incluido)? Resulta fascinante cuando te planteas un reto así y te imaginas como pegarías tal o cual golpe, de cuantos cogerías los pares 4 y los pares 5 y cómo podrías ejecutar esos golpes intermedios que requieren ritmo y destreza, como es el caso de un punch desde 120 metros con este palo.
Quien dice el 6, dice el 8, el 4, el que sea… Da igual, el que nos dé más rabia y «al lio». Y en un campo corto, lo mismo, enfrentarse al recorrido con un único palo sigue siendo todo un reto. Lo mejor de todo es que muchas veces no se acaban haciendo tantos golpes como uno puede esperar a priori, salvo desastres en el green, que ahí la cosa se puede liar si no se tiene una cierta mano. Por cierto, el uso de un hierro en el green para puttear golpeando la bola por la mitad y sin tocar la hierba es muy bueno también para coger sensación.
Y tú, ¿qué palo de golf elegirías para completar una vuelta si solo pudieras escoger uno solo?
Imagen | Anieto2k

Historias Relacionadas

4 Comentarios

  1. Lo que sí he hecho unas cuantas veces y es todo un reto, es salir con un hierro corto (PW-9) para luego dejarme un tiro bien largo, y así entrenar los tiros a green con hierros largos o híbridos, que es algo, a lo que en mi campo no me suelo enfrentar.

  2. Esa es una manera bastante chula. Yo la que peor llevo, aunque hace tiempo que no lo intento, es la de jugar sólo con dos bolas, eligiendo la peor de las dos en cada golpe… A veces creo que muero!!

  3. Hola a todos,
    Supongo que no soy nada original al dar estas ideas, pero la verdad es que ara los que jugamos mucho en un campo hay cantidad de combinaciones apra hacerlo ‘diferente’.
    De entrada un clásico es jugar desde blancas. seguro que muchos lo habéis hecho he incluso es lo habitual. Una que me gusta mucho por la obligación de jugar los hierros es salir desde rojas solo con hierros y el putter. Y si quieres pegar golpes largos con hierros…pues desde azules, solo hierros.
    Si tuviera que jugar solo con un palo…yo escogería el hierro 5.
    Y tambien juego muchas veces dos bolas ‘peor bola’ como Pablo, que tensión dejar la primera en calle y ver que pasa con la segunda …;-)
    Saludos

  4. Mi opinión tiene poca importancia, hace tiempo que no juego y nunca lo hice bien, pero escogería un hierro 7.
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba