Material de Golf

Cómo se fabrican los hierros de golf forjados de TaylorMade

En esta entrada te mostramos un entretenido vídeo de golf, en el que puedes ver el interesante proceso de fabricación de hierros de golf forjados de TaylorMade, concretamente de los modelos P770 y P750 Tour Proto.

Si eres aficionado a este tipo de palos de golf forjados de TaylorMade, o de cualquier otra marca, sabrás que son especiales porque ofrecen al jugador de golf una sensación única, gracias a características mecánicas que confiere a los hierros la fabricación basada en un proceso de forja. A continuación, te contamos los detalles.

El proceso de fabricación de los hierros de golf forjados de TaylorMade

Concretamente, se trata de un proceso de forja en caliente. Todo parte de un tocho de acero que se calienta hasta los 1.200 grados, alcanzando el rojo vivo, que se moldea con la ayuda de unas matrices y una o varias prensas. En este caso, la fábrica de TaylorMade utiliza varias prensas para aplicar presión sobre la pieza, hasta alcanzar la forma deseada.

A continuación, la pieza, con la forma primitiva de la cara del palo, viaja por una cinta de enfriamiento controlado con aire. Esta parte del proceso es clave porque la pieza necesita un enfriamiento adecuado para que la calidad del acero resultante del proceso de forja sea la deseada.

En caso de que se enfríe demasiado rápido o más lentamente de lo esperado, las propiedades del acero serán diferentes a las ideales. Esto podría provocar defectos en forma de micro-grietas o una composición del acero inadecuada que, en términos prácticos supondrían un desastre para un jugador de golf que usara estos hierros de TaylorMade: se romperían las caras de los palos, la sensación no sería la misma con todos los hierros, el golpeo no sería confortable, entre otras.

Una vez enfriada la pieza que da forma a la cara del palo, toca mecanizarla. Esta parte del proceso es la que deja la cara del palo tal y como lo vemos en las tiendas de golf. Primero se elimina la cascarilla de la pieza, que son restos de óxido y materiales adheridos al palo durante la forja. A continuación, se construyen las estrías del palo, proceso clave para que en el golpeo de la bola, se genere el necesario efecto de backspin.

Por último, se procede a grabar los motivos del palo (tipo de palo, marca, modelo, etc.) y a pulir los detalles finales, quedando el hierro listo para montarle la varilla, grip y su distribución para la venta a través de los canales habituales de TaylorMade.

¿Te ha gustado el vídeo? Dentro de unos días publicaremos otro vídeo de la fabricación de hierros forjados de Mizuno.

Review Overview

User Rating: 4.83 ( 3 votes)
Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close