Material de Golf

Aimpoint Express: cambiando incertidumbre por certeza

Ayer finalmente tuve la oportunidad de realizar uno de los cursos que más ganas tenía de hacer desde hace algo más de dos años. Dicho curso no es otro que el del Sistema de Aimpoint Express, el mismo que utilizan jugadores como Adam Scott, Stacy Lewis, Lidia Ko o el español Pablo Larrazábal.
Uno de los aspectos por lo que siempre quise hacerlos, es porque a la hora de leer la caída había putts que tenía bastante claros y otros que realmente podían caer para un lado o para otro. Esto jugando en mi campo, si ya cambiamos de campo y tipo de hierba en los greenes, mi sufrimiento en ellos siempre se multiplicaba.
Otra de las razones importantes, es que Rich Hunt, el estadista autor de Pro Golf Synopsys 2013, ( la versión 2014 sale esta semana), es que en su libro comentaba que a pesar de no estar relacionado con el sistema de ningún modo, las estadísticas de todos los jugadores que habían empezado a usarlo habían mejorado. Unos más y otros menos, pero todos, habían mejorado. Y eso a mi juicio es punto muy pero que muy importante.
El curso tuvo una duración de 2 horas  y fue impartido por la profesional canaria Sara Beautell,(podéis contactar con ella en su página de Facebook) que es la única instructora certificada de Aimpoint Express en las Islas Canarias. Sara Beautell es además profesora de Stack and Tilt y ayer también tuve revisión de eso, pero ese es otro tema diferente, aunque si que se agradece y mucho la pasión con la que Sara habla sobre todo lo relacionado con la enseñanza, al igual que su capacidad de adaptase al alumno, ya que nuestro grupo de ayer teníamos jugadores desde 6 años hasta los 74 o desde handicap 43 hasta un profesional.
El curso tuvo lugar en el Real Club de Golf de Las Palmas en tres turnos y grupos reducidos, como máximo de 8 componentes, y el acudimos la familia al completo, quedándome realmente sorprendido por la facilidad con la que los niños absorben el sistema y comienza a funcionar con él, quizás siendo mejores alumnos que nosotros los mayores.
Del sistema de Aimpoint Express había leído mucho, pero realmente no encontré en ningún sitio toda la información necesaria para poder entenderlo y aplicarlo cuando iba al campo, a pesar de haber comprado en su momento el nivel que te dice el desnivel en % (muy importante este punto) y el sistema de entrenamiento Aimpoint Express Express que su momento compré aquí.
El curso comienza con una prueba en la que queda demostrado que nuestros ojos nos engañan, ninguno de los 8 acertamos a la pregunta correctamente, por lo que quedaba claro, que quizás nuestros ojos para leer las caídas no son buenos consejeros, por lo que el sistema Aimpoint Express, que se basa en sentir la inclinación con las piernas, sea un mejor sistema para poder medir las caídas que nuestros ojos.
El sentir las distintos porcentajes, es quizás a lo que tenía más miedo yo, que fuese tan tronco que no fuese capaz de sentirlo, pero poco a poco, uno comienza a sentir las diferentes pendientes, y además, para poder confrontar sensaciones y mediciones el nivel con % es perfecto, ya que así, siempre puedes calibrar tu sensibilidad.
Después te enseñan a apuntar con los dedos con los porcentajes calculados, en función de la distancia que tienes para cada putt, ya que no se apunta igual con los deditos en un putt de dos metros que en uno de hasta 7 metros. Los putts más largos de dicha distancia también requieren de hasta un total de tres medidas y hasta calibración de la extensión del brazo con los dedos, en función de la velocidad del putt con la que te encuentras.
El sistema de Aimpoint Express te mostrará que apuntes a determinados sitios, me estoy acordando de un putt de dos metros con un porcentaje de 5, a los que yo no hubiese apuntado en toda la vida, pero el sistema no falla, cuando te comprometes con la línea que te da y le das la velocidad adecuada, la de pasarte 30 cm el hoyo.
Es por ello, que una vez realizado el curso y haber estado esta mañana casi dos horitas en el putting green repasando y calibrando, con la sensación con la que me quedo, es la haber eliminado una variable a la hora de puttear. ¡Esa es la línea!, por lo que sólo me falta que me comprometa con ella, que me coloque bien, que apunte bien y  darle la velocidad adecuada a ese putt.
Puede parecer que todavía queda mucho por hacer, pero la seguridad a la hora de tirar un putt, no es la misma, cuando uno está tirando casi a una zona y con incertidumbre, que cuando sabe perfectamente al punto al que está tirando.
Para mi, han sido Euros bien invertidos, (70 cada adulto y 40 cada junior), que me han enseñado a hacer algo que hasta ahora no sabía y que nadie me había enseñado a hacer con algo diferente al ojímetro. En cierto modo, me recuerda a lo que el Trackman ha hecho con la enseñanza en el golf, cambiar suposiciones por hechos, incertidumbre por certeza.
Nota: el objetivo de este post no es detallar el sistema Aimpoint Express para que todo aquel que quiera pueda comenzar a usarlo. En primer lugar porque las sensaciones de los porcentajes no las puedo transmitir y en segundo lugar, porque me parece que la mejor manera de dar apoyo a todos esos profesionales con la vocación de seguir mejorando sus conocimientos y que además invierten su dinero en ello, es la de contar la buena experiencia que he tenido con el Aimpoint Express y ayudarles, en la medida de lo posible, a que cada vez esté más gente interesada en acudir a sus cursos.

Historias Relacionadas

4 Comentarios

  1. La verdad es que a mí también me gustó mucho el curso. Se nota que a Sara le apasiona enseñarlo y lo transmite muy bien. Ahora toca practicarlo. He pensado que podríamos hacer algún entreno juntos con el nivelador y practicar acertar con los grados de los greenes. Incluso ir vectorizando greenes poco a poco…

  2. Me parece muy bueno sigo buscando información pero no es muy clara algún curso en México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba