Masters

Masters 2014: mirando a Sergio García pero sin señalarlo

La semana del Masters 2014 ya ha comenzado, los jugadores ya han llegado a las casas que tienen alquiladas para esta semana, algunos como Gonzalo Fernández Castaño ya jugaron sus primeros hoyos  en compañía de Jose María Olazábal y Miguel Ángel Jiménez, pero otros, como Sergio García, estuvieron luchando hasta el último hoyo por la victoria del Shell Houston Open, que finalmente se lo llevaría Matt Jones en este dramático final.
Siempre que hemos hablando de Sergio García en Golf76.com hemos hablado del enorme talento que tiene para jugar a este deporte, tanto o más talento que los mejores jugadores de golf de los últimos tiempos, sin embargo, hasta hace no mucho tiempo, cuando hablábamos de Sergio García y su talento, rara vez dicha conversación no iba seguida de un gran pero…
No hace mucho tiempo escribía sobre el cambio de actitud tan importante que mostraba Sergio García y cómo la mezcla entre su brutal talento y una gran actitud conseguían  algo que pocas veces había logrado: ilusionarme, y el pasado fin de semana en Houston, Sergio García seguía dando muestras de dicha combinación, aún cuando en el hoyo 18, su bola quedó mal colocada en el bunker de calle, lo cual, le imposibilitaba llegar a green de dos, lo que al mismo tiempo le obligaba  a despedirse de luchar por la victoria.
Sergio García y el Augusta National no es que hayan mantenido una gran relación en todos estos años, no es el campo que más le gusta, pero también ha conseguido hacer buenas vueltas, 7 por debajo de 70, y algunas vueltas abultadas, cuatro 78 y un 79. Su mejor posición hasta la fecha ha sido un cuarto puesto.
Por su calidad de siempre y por la nueva actitud que está demostrando en los últimos meses, Sergio García debiera estar entre el puñado de favoritos para ganar este Masters, lo tiene todo para hacerlo, pero al mismo tiempo, me gustaría que no estuviese entre ellos desde el principio, si no que a medida que el torneo fuese pasando, su calidad lo fuese poniendo, pasito a pasito, hoyo a hoyo,  en el sitio que muchos de nosotros pensamos que tendría que estar en los grandes.
Si o sí, Sergio García tendría que estar entre los favoritos, pero no lo señalemos, no le pongamos ese foco, dejemos que esa tranquilidad que parece que tiene ahora dentro y fuera del campo,  lo acompañe el mayor tiempo posible, para que podamos volver a ver a Sergio García luchando por un grande en la jornada del domingo, y más concretamente en los últimos 9 hoyos del domingo, donde realmente comenzará el Masters 2014.
Puede ser este Masters, puede ser el US Open, The Open o el PGA Championship  de esta temporada o de otra, pero si Sergio García sigue mantiendo lo que le hemos visto estos últimos meses, su primer grande caerá si o si. Si finalmente fuese el Masters, supondría la quinta victoria española en el Augusta National, donde Severiano Ballesteros y José María Olazábal se pusieron la chaqueta verde en dos ocasiones cada uno de ellos.
Sergio García llega este año al Masters con los deberes más que hechos, habiendo convertido lo que para muchos era su gran debilidad, su actitud, en una de las fortalezas en las que basamos nuestras esperanzas. Todo puede pasar, pero pocas veces creo que haya tenido tanta confianza, en que esta vez, sí que podría ser…

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba