Golf Español

El Open de tu país, el Open de tu federación

Había una vez un país, en el que un deporte como el golf era un deporte minoritario, mientras que para otras personas de ese mismo país, el deporte gozaba de una maravillosa salud al contar casi con 300.000 federados. Fuera como fuese, cada uno de ellos, debía de pagar entre los 60-90 euros, ya que en dicha cantidad también se incluía una parte para la federación territorial correspondiente.
Es probable que las mismas personas que opinaban que el golf en España no tenía buena salud, también tuviesen las ganas de saber en que se empleaban los dineros de su federación, cosa que tan sólo algunas federaciones territoriales ofrecían. Unos prefieren formar una élite de golfistas, mientras que otros creían que habría que popularizar el golf y hacerlo más accesible.
Pero más allá de esas diferencias, los más críticos con las federaciones siempre estuvieron de acuerdo en que el trabajo que hacía su federación para sacar golfistas de primer nivel, era un gran trabajo, algo obvio, cuando tanto a nivel masculino como femenino, nos encontramos con golfistas españoles entre los mejores del mundo. Si cabe, más importante es el trabajo en las golfistas femeninas, al ser capaces de sacar golfistas de primer nivel entre una base mucho más reducida, ya que el número de golfistas, tan sólo ronda el 30% del total de federados.
Esas golfistas han sido y son el orgullo de su federación y motivos tienen para ello, es el fruto a un gran trabajo, pero otra vez algunos pensaban, que la inversión que hicieron los federados y la federación en sus carreras, debieran tener su retorno, y que mejor que brindarnos con su presencia en el Open de su país, para en cierto modo apoyar a ese deporte minoritario que es el golf, para apoyar a esa federación que siempre ha dado la cara por ellas.
Pero en toda esta historia hay una jugadora, una grandísima jugadora , Carlota Ciganda, que una vez más vuelve a jugar el Open de su país como hizo ya el año pasado en Tenerife, mientras que otras jugadoras, como leía hoy en twitter, se caen del Open de su país. Seguro que razones o excusas las hay( consolidar Solheim, mantener tarjeta…), algunas serán hasta buenas y entendibles, pero me cuesta creer, que incluso la mejor de ellas, sean mayores que el compromiso que a estas alturas de su carrera debieran tener con la federación que sin duda les ayudó a crecer como golfistas para estar ahora mismo en los puestos en los que están.
El año pasado en Tenerife, pasó lo mismo, quizás me quise creer que la localización del torneo no ayudaba por las horas extras de vuelo y conexiones que suponían, pero este año, al ser la sede en Madrid, esa excusa no valía. Espero que estas jugadoras ausentes, no vayan pidiendo más torneos en España, que no vayan diciendo que el golf en su país necesita de más apoyos, porque si a uno de sus principales apoyos durante toda su carrera, le tratan así, prefiero no pensar lo que les pasa por la cabeza ahora mismo a los sponsor de la prueba o a los mismos organizadores del evento.
 
 

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar