Golf Español

11.000 federados de golf menos en enero de 2015

Según datos oficiales, a día 1 de enero de 2015, el recuento de licencias de la RFEG ha dado como resultado un total de 285.483 federados de golf, lo que en números redondos supone que hay 11.000 federados menos que en la misma fecha de 2014. Este dato es la confirmación de que se mantiene la trayectoria descendente de los últimos años, en los que la RFEG ha sido incapaz de poner freno a la sangría de golfistas que deciden no pagar más su licencia de golf y entre los que yo me encuentro.
En el siguiente gráfico se puede ver la situación, en la que se acumulan ya cinco años seguidos de bajada de federados. La situación de crisis está provocando que mucha gente se replantee los recibos que paga y el de la licencia de golf, es uno de los que la gente está prescindiendo, como se puede ver en el gráfico siguiente:

Gráfico volumen licencias de golf en España
Gráfico volumen licencias de golf en España – Datos 1 enero 2015 – Fuente: RFEG

¿Por qué la gente deja de pagar su licencia de golf?

Resulta algo lógico pensar que cada año hay gente que se da de baja y no paga la cuota de la licencia de golf, que va desde los 70 a los 100 euros, aproximadamente, dependiendo de la comunidad autónoma en la que esté federado, si se piensa que el catálogo de servicios que la RFEG ofrece a los golfistas españoles es percibido por muchos de nosotros como de valor añadido nulo. Es decir, como si no existiera y nuestro dinero fuera pagado en vano.
Así es, que yo mismo he decidido en 2014 dejar de pagar mi cuota como golfista federado, evitando un gasto de 80 euros de que no quiero que financie actividades tan absurdas como los bautismos de golf, el golf en la playa o la fiesta del Palace. Sí, así es. Dejé de aparecer en la base de datos de hándicaps de la RFEG hace unos meses, cuando expiró el plazo para que renovara mi licencia formalizando el pago de la cuota de 2014.
Lo que más me ha llamado la atención es que desde la RFEG apenas se ha hecho ningún esfuerzo para retenerme como jugador federado, como cliente, dado que sólo he recibido un SMS indicando que expiraba el plazo para el pago y nada más. Es como si a nadie en la RFEG le importara retener a un cliente, no satisfecho, que se marchaba con el convencimiento de que no merecían la pena sus servicios, pagar la fiesta del Palace y los experimentos con gaseosa de los últimos años en el ente federativo (bautismos de golf, golf en la playa, etc.).
Estos fueron mis motivos. Si pienso en por qué otros golfistas habrán dejado de pagar la cuota de la licencia de golf, me imagino que habrá de todo: familias que ante el pago de las licencias de los dos cónyuges más las de los hijos, que cuestan entre 17 y 32 euros, prefieran no pagar y dedicar esos cientos de euros a otras actividades más importantes para ellos; jubilados a los que la pensión no les da para mucho y piensan que los 80-100 euros les vendrán bien para otras cosas; gente en paro que no llegue a fin de mes y que no pueda permitirse este gasto; hartos de pagar para nada, como es mi caso.
También me imagino a muchos otros pagando pero pensando que es un dinero tirado a la basura, del que no obtienen ningún retorno. Estos serán los próximos en dejar de pagar, cuando su paciencia alcance el límite.

¿Hay que pagar una licencia para jugar al golf en España?

La respuesta a esta cuestión depende de las condiciones en las que se quiera jugar al golf. La obligación al pago de la cuota de la licencia federativa de golf está recogida en los Estatutos de la RFEG, artículos 9, 10 y 11 (PDF), que obligan a los clubes a que «para que la Real Federación Española de Golf conceda la licencia federativa a los Clubes y demás Asociaciones, estos deberán comprometerse a exigir la presentación de la licencia en vigor en España a toda persona, cualquiera que sea su nacionalidad, que quiera utilizar las instalaciones dependientes de aquellos para la práctica deportiva», lo que significa que más allá del ámbito de la RFEG, es posible jugar sin licencia.
Es decir, según la RFEG, si un club quiere tener licencia de club federado, deberá exigir la licencia a toda aquella persona que pase por sus instalaciones, sin especificar a qué llama instalaciones (campo de golf, casa club, campo de prácticas…). Por tanto, hay que pasar por el aro de la RFEG si se quiere obtener un hándicap oficial, si se quiere jugar una competición oficial (campeonato nacional, autonómico, etc.) o una competición que sea una considerada una prueba válida, es decir, apta para la modificación de hándicaps, y también si se quiere jugar al golf en un club federado, o al menos esto es lo que dice la RFEG.
En caso de que no se quiera pagar la licencia de golf, se puede practicar este deporte en España sin ningún tipo de problema. Basta con hacerlo en un club no federado, que hay unos cuantos, o con acudir a un club en el que se pasen por el arco del triunfo la exigencia de la RFEG de exigir la licencia a todo aquel que pase por sus instalaciones. Esta última situación, es bastante frecuente porque dile tú a un club en la época de crisis actual, que le deniegue a un partido la salida al campo, con su consiguiente gasto en el campo de prácticas y en el bar, por no tener licencia.
Con lo caninos que andan muchos clubes de golf en España, hay muchos que hacen la vista gorda y no controlan la tenencia de la licencia, cosa que comprendo y que me parece hasta lógico y normal. La justificación para exigir la licencia suele ser la del seguro de accidentes y responsabilidad civil que lleva asociada la licencia, que podría ser solucionado de unas cuantas maneras diferentes a las de exigir una licencia de 80-100 euros a cada persona que quiera jugar al golf.
El problema es que desde la RFEG se prefiere el modelo feudal, de imponer unas normas y unos impuestos y que las federaciones territoriales y los clubes se encarguen de recaudar a su costa, sin ofrecer nada de valor a la mayoría de clientes (el jugador de golf «de a pie»), en lugar de evolucionar y buscar otros modelos de financiación y generación de ingresos para soportar su actividad. Hasta que ese cliente final, que está en el siglo XXI, dice basta y corta el grifo, dando orden al banco para cancelar el pago del recibo. Si en su club le ponen pegas para jugar al golf, ya hará algo para arreglarlo, o dejará de jugar al golf para evitar pagar un «impuesto revolucionario» sin sentido.
Me pregunto si la situación llegará al punto en el que a la RFEG no le salgan las cuentas y tenga que tomar medidas drásticas, como un ERE o incluso una situación de concurso de acreedores (si es que es posible por el tipo de empresa que es la RFEG). No sé qué pasaría si el 1 de enero de 2016, tras las elecciones generales en España, el panorama de crisis no cambia lo suficiente como para que haya confianza en la sociedad y en lugar de 11.000 bajas se reciben 80.000 pagos menos por licencias y la lista final se queda en 200.000. Serían muchos euros menos y la cosa podría ponerse muy pero que muy fea.
Más información | RFEG (PDF)
Imagen  | Lee Jing

Etiquetas

Historias Relacionadas

3 Comentarios

  1. Pablo, en primer lugar decirte que creo que somos muchos los que compartimos tu sentimiento. Además, habrá que esperar a los números de mediados de año para ver el alcance real de la bajada ya que la RFEG no te da la baja «de oficio» hasta abril cuando no has pagado en enero. Estoy seguro que, si hubiera fórmulas más flexibles, la RFEG no perdería tanto dinero como imaginan. Es una pena que tengamos los dirigentes que tenemos porque el golf no se lo merece. En fin 🙁

  2. En parte estoy contigo. Creo que el valor añadido de la licencia es zero y como decías en otro post quien paga la fiesta son los handicaps altos.
    Con esto quiero decir que al final si miras la web de la federación (autonómica o nacional) así como las revistas nacionales solo se habla de los 4 de siempre de handicap -3, sólo se hacen torneos para handicaps bajos o infantiles (mirad los de 3ª o 4ª categoria individual… uno anual) y los que estamos luchando para conseguir un handicap 10 no tenemos ni soporte, ni ayuda, pagamos gran parte de la fiesta y encima nos tenemos que conformar (en gran parte) con los torneos comerciales de nuestra comunidad….
    Creo que la federación ya puede estar pensando algo para ofrecer a los federados porque a día de hoy, lo único que me han ofrecido es una web donde sale mi handicap (cuando funciona…)

    1. Justo ese es el principal problema que veo, cuando dices que el «valor añadido de la licencia es cero». No conozco a nadie que perciba ese valor de la licencia y eso es un grave problema, ya que seguro que hay alguna cosa que se hace desde la RFEG y merece la pena pero no lo saben transmitir. Además, están todas esas otras cosas que suponen un gasto y no llevan a nada…
      Tu opinión la veo en más golfistas y es lo que me lleva a pensar que se necesita un gran cambio de rumbo en la estrategia de gestión de la RFEG para aportar valor al aficionado al golf en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar