Golf Amateur

Las modalidades más divertidas para jugar al golf

El golf es un deporte tradicionalmente considerado individualista, en mi opinión, de manera injusta y por desconocimiento del mismo. En golf existe una gran variedad de modalidades de juego en las que participa más de una persona, lo que propicia que se puedan disputar competiciones con un atractivo bastante interesante. Hay torneos por parejas, en equipos de 3 y 4 personas e incluso de más, que son una manera muy divertida de pasar un buen rato. Para muestra, un botón, siendo estas las modalidades de golf en grupo que más me gustan:

Torneos de golf por parejas

El juego por parejas en el golf es una de mis modalidades favoritas. Da mucho juego, por ejemplo, para favorecer la amistada y camaradería, así como para promocionar ese golf en familia que tanto nos gusta en Golf76. Con la disculpa de jugar un torneo por parejas, se juntan padres e hijos, familiares, conocidos y amigos de todo tipo. Por ejemplo, es una buena costumbre de mi club el organizar todos los años un Torneo de Padres e Hijos, en el que se juntan padres e hijos para decidir qué pareja es la mejor.
De entre las modalidades por parejas que más interesantes me parecen son el Foursome (golpes alternos), el greensome (dos salidas y golpes alternos) Fourball (mejor bola) y Copa Canadá (suma de dos bolas). Reconozco que me gustan menos las que consisten en jugar dos bolas porque suelen implicar 5 horas o más de juego, pero cuando la cosa va a buen ritmo, se pueden plantear estrategias de juego variadas que llevan a pasar buenos ratos en el campo de golf.
La modalidad que más me gusta para jugar un torneo de parejas es el foursome en match play, sistema que requiere una conexión total entre los miembros del partido y una gran complicidad entre ambas partes para evitar tensiones y poder rendir al máximo. También es importante elegir bien la estrategia para jugar, quien pega de primero en los hoyos pares y quien en los impares, aprovechando las mejores cualidades de los jugadores. Por ejemplo, posicionando al mejor pegador en los hoyos más largos, en que hay que jugar el driver a tope, al mejor jugador de hierros para tirar en los pares 3 o al mejor putteador para que remate en los pares 3.

Torneos de golf en grupos de 3 o más jugadores

Además del juego por parejas, hay fórmulas en el golf que permiten jugar a 3 ó más jugadores. Este es el caso de la modalidad scramble, que consiste en que 2 ó más personas se unan en un equipo y jueguen la mejor bola en cada golpe de la vuelta. Esto supone que desde el tee peguen todos los jugadores, elijan la mejor bola y vuelvan a pegar todos de nuevo desde donde reposa, y así hasta terminar cada hoyo.
Lo mejor del scramble es que permite obtener resultados muy bajos y evitar los golpes que provocan grandes fiascos en la tarjeta, promueve la camaradería entre los miembros del equipo y permite ir a tope atacando durante toda la vuelta. Por contra, lo menos bueno es que esta modalidad implica sacrificar el ritmo de juego y suele ser bastante lenta.
El scramble está muy bien para organizar torneos a principios de temporada, cuando a mucha gente le da pereza porque no tiene el swing a punto y tiene cierto miedo a no cumplir su hándicap. Con esta modalidad, se consigue que unas personas enganchen a otras para jugar un torneo y que no importe estar algo «oxidado», ya que no se sube ni baja hándicap.

Torneos de golf para grupos grandes

La Ryder Cup es para mí el mejor modelo de dos grandes grupos de jugadores desafiándose en un duelo por el campo de golf. Se conforman dos equipos de 16 jugadores, se elige un capitán para cada uno de ellos y se montan una serie de eliminatorias en formato individual y por parejas, bajo la modalidad match play, de tal manera que se pongan en juego 28 puntos (8 fourball, 8 foursomes, 12 individuales). Se otorga un punto al equipo que logre una victoria, medio por el empate y cero puntos por la derrota. El equipo que logre más puntos es el ganador.
Lo mejor de esta modalidad de la Ryder Cup es el “efecto grupo” que se genera entre los participantes. Lo de menos es cumplir exactamente el formato de los enfrentamientos por parejas, pudiendo elegir otras diferentes pero respetando la modalidad match play. En lugar de 3 días de competición en jornada de mañana y tarde, es recomendable optar por reducir el formato para que los participantes lleven mejor el cansancio, sobre todo en el caso de amateurs que no son de primera categoría, y se disfrute más del torneo.
Esta modalidad, sin duda alguna, es una de las que hacen afición y generan momentos más que divertidos y emocionantes en un campo de golf. Para muestra, los excitantes momentos de la última jornada de la Ryder Cup de 2012:

Imagen | 47ronin47

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar