European TourVídeos de golf

Una de cal y otra de arena en el Alfred Dunhill Links 2014

Lo de fallar un golpe de golf es algo que sucede hasta en las mejores casas. Para ejemplo, este putt de Rory McIlroy en el hoyo 17 de St.Andrews, el Road Hole, en la última ronda del Alfred Dunhill Links 2014. McIlroy iba a la caza de Oliver Wilson, así que todos nos esperábamos que la dejara en green y cerca del hoyo, por difícil que parecía el golpe. Pero el golpe no sale como quería el norirlandés y la bola acaba justo donde menos le convenía.

La otra cara de la moneda, fue la de Oliver Wilson, jugador que logró su primera victoria en el European Tour gracias a un magnífico golpe como el que pegó en el hoyo 16. Magnífico swing y golpazo en toda regla, de esos que hacen merecer una victoria. el fallo de McIlroy en el 17 le llevó a hacer bogey, el acierto de Wilson en el 16, birdie, y a terminar primero, con uno de ventaja sobre Rory. Oliver Wilson dijo que fue uno de los mejores golpes de su vida:

Así es el golf, un deporte en el que cada golpe cuenta y puede marcar la diferencia. Es una de las cosas bonitas que tiene, que hasta los mejores fallan y no ganan siempre. También está el detalle bonito de Oliver Wilson, de quien la sigue y la consigue. Un jugador que merecía esta victoria y que muchos no nos explicamos cómo no ha llegado antes.

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar