The Open

Miguel Ángel Jiménez y los españoles animan el Open

La segunda jornada del Open nos ha dejado un sabor de boca especial, al ver cómo Miguel Ángel Jiménez se aupaba a lo más alto de la clasificación en solitario con un acumulado de 3 bajo par. Una vuelta de par en el día de hoy, muy sobria y sin complicaciones, con dos birdies y dos bogeys, le permite rentabilizar su gran arranque de ayer y posicionarse como uno de los candidatos a ganador de la Jarra de Clarete. Toca ahora seguir con el buen juego y aprovechar la garra y experiencia del Pisha para intentar no salir de esa posición de mérito en lo que queda de fin de semana y terminar el domNo estingo en lo más alto, lo que significaría que Miguel Ángel sería el ganador de mayor edad en un major, récord que casi logra batir Keny Perry en el Masters de 2009.
El siguiente español en la clasificación es Rafael Cabrera-Bello, quien se ha peleado hoy a muerte con el campo de Muirfield y está bien posicionado para el fin de semana, dos golpes por detrás de Jiménez. Ha sufrido y ha sabido aguantar una vuelta en un campo que se presentaba en unas condiciones bastante más complicadas que las del primer día, en el que su comienzo temprano ha sido clave para su vuena vuelta del jueves. Rafa llega al fin de semana con opciones y como uno de los mejor posicionados para lograr la victoria. Queda mucho torneo para él, a ver si aguantan los nervios el sábado y el domingo sigue ahí para salir a matar.
Una de las sorpresas del torneo es Eduardo de la Riva, no porque haya hecho un resultado de escándalo, sino porque está sabiendo aguantar y pelear en un recorrido que no está nada fácil y que a más de un jugador experto ha desquiciado (que le pregunten a Rory…). Marcha con un acumulado de +4, tras dos vueltas de 73 golpes y por qué no iba a mirar hacia arriba. Son tan sólo 7 golpes los que le separan de la cabeza y él no tiene nada que perder, así que bien podría ponerse como objetivo salir a saco el sábado y tratar de colarse en los puestos de cabeza.
No está siendo el torneo de Sergio García y de Gonzalo Fernández-Castaño, quienes han pasado el corte con vueltas de +6 y +7 respectivamente. No han dado muestras de estar a tono y no invitan al optimismo, pero esto es golf y nunca se sabe. Su baza pasa por hacer un vueltón el sábado y el domingo meter otro buen hachazo, cosa que parece bastante improbable. Aún así, está bien ver en la clasificación del torneo tanta banderita española, ya que con ellos son 5 los jugadores españoles que siguen el fin de semana en Muirfield.
Por último, Álvaro Quirós no ha pasado el corte. No está en su mejor momento el gaditano y se ha notado en su abultado resultado. No parece un campo para pegadores el de Muirfield, en el que se están pegando pocos drives, justamente uno de los puntos fuertes de Quirós., aunque no tenga el violín afinado. Le toca ahora trabajar con su nuevo entrenador, Buch Harmon, y empezar a marcarse objetivos para volver el año que viene con opciones.

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba