The Open

El mal tiempo será protagonista de la jornada del sábado en el Open

El mal tiempo será el protagonista en la jornada del sábado en el Open Championship. Se esperan tormentas durante todo el día, con carga eléctrica incluida, lo que ha puesto en alerta al R&A y rápidamente han tomado la decisión de cambiar el formato de la tercera jornada y montar salidas por el tee del 1 y del 10.
Me parece una buena solución la que ha propuesto el R&A, a pesar de que algunos como Lee Westwood ha mostrado públicamente, a través de su cuenta de Twitter, su disconformidad con la decisión. No entiendo muy bien por qué, ya que Westwood no ha pasado el corte y a él no le afecta la medida. Tal vez aún se estuviera recuperando del mareo de su mala vuelta del viernes.


En mi opinión, siempre será mejor la solución elegida por el R&A, que arriesgarse a que la lluvia provoque un gran parón de juego y no se pueda terminar el en día la tercera jornada, con la consecuencia que ya hemos visto más veces de que el domingo tendrían que madrugar los líderes para terminar su tercera vuelta. Mejor para los jugadores y también para el público, que así podrá seguir el torneo con mucha más normalidad, aunque por momentos se pare el sábado y se solapen partidos.

¿Qué impacto tendrá el mal tiempo sobre la clasificación?

En estas situaciones de mal tiempo, lo que siempre me gusta decir es que el campo estará igual para todos. Las peores condiciones se esperan a primera hora de la mañana, con tormentas y lluvia ocasional, que puede llegar a ser fuerte. A partir de las 13:00 horas (hora española), según el parte meteorológico que maneja el R&A, la cosa mejora y se reduce el riesgo de tormenta y lluvia, aunque se espera algún chubasco.
El viento amainará y las rachas que se esperan serán más bien flojas durante todo el día, lo que sumado al agua que caerá sobre el Royal Liverpool, seguramente dejará el campo, sobre todo greens y antegrenns, en unas condiciones bastante más asequibles que en las dos primeras jornadas.
Con esta situación prevista, es más que posible que los jugadores que salgan a primera hora jueguen algo más incómodos, debido al agua que pueda caer y a los parones provocados por las tormentas con aparato eléctrico. Los que pinchen bola en el primer tee en las últimas salidas del día , como es el caso de Sergio García (11:50, tee 1) o de Rory McIlroy (12:01, tee 1), es de esperar que se vean menos afectados por estos posibles parones. Es más, no sería de extrañar que no se cumpliera su horario de salida, si finalmente se cumplen los pronósticos meteorológicos.
La duda está en si Rory Mcilroy será capaz de seguir dominando en condiciones de lluvia y posibles parones. La paciencia será su mejor arma, sin ninguna duda. Eso sí, el agua puede provocar que el campo esté más asequible y que los perseguidores más inmediatos hagan muchos birdies, animando la parte alta de la clasificación. La lluvia podría ser el ingrediente perfecto para hacer de este sábado de Open un gran «moving day», provocando grandes cambios en la clasificación. ¿Te lo vas a perder?
Vía | The Open
Imagen | The Open

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba