PGA Tour

El tirazo de Rory McIlroy en el 18 del Honda Classic

Hay momentos a lo largo de la carrera de un jugador en la que se ve obligado a pegar un golpe determinado, no hay otra solución si uno quiere seguir vivo en el torneo o como en el caso del Honda Classic de ayer, si quiere optar a la victoria final.
Ayer por la tarde noche, parecía que tenía todo encaminado para llevarse la victoria en esta edición del Honda Classic, sin embargo, la trampa del Oso pasaría factura a su tarjeta lo que le obligaba a pegar ese golpazo si quería ganar el torneo o como premio menor, salir a jugar al playoff. Por delante 245 yardas, bandera muy esquinada y cerca del agua, Rory McIlroy no se esconde y pega uno de los mejores golpes de este 2014, aunque finalmente fallase el putt para eagle y más tarde en el desempate perdiese ante Russel Henley.
Rory McIlroy pegaría otro golpazo ante los micrófonos una vez finalizado el playoff, por su fraqueza al responder a los periodistas sobre su derrota en este Honda Classic:

El 74 de hoy no fue lo suficientemente bueno para acabar el trabajo, incluso si lo hubiera ganado, hubiese sido en parte inmerecido.

No lo puedo negar, este tipo de declaraciones sinceras, de un jugador que ha visto como un torneo se le escapaba en el último suspiro, me parecen enormes y que dicen mucho de él. ¡Chapeau Rory!
También os dejamos el vídeo con los mejores de la historia del Honda Classic para que os penséis si el golpe de ayer de Rory McIlroy se ha hecho un hueco en esta lista o no…

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar