Material de Golf

¿A quién beneficia los ciclos de vida tan cortos del material de golf?

Había una época en la cual los lanzamientos de nuevos productos de las principales compañías de golf eran capaces de despertar expectación en mi, pero a medida que los ciclos de las compañías se fueron acortando, las ganas de tener lo más nuevo entre mis manos acabó desapareciendo. Particularmente, considero una locura el intentar tener siempre lo último de lo último, de tu marca favorita, no sólo por el fuerte desembolso al que te verías obligado, si no porque muchas veces, el salto entre un modelo y otro, no es tan grande frente al modelo anterior.
Ahora bien, ayer en el post sobre el impacto que Tiger Woods había tenido en el golf según el CEO de TaylorMade-Adidas, Mark King también habló sobre el ciclo de vida de los productos y de las razones por la que se han reducido, que no es otra, que una parte del mercado, los early adopters o frikis, están dispuestos a comprar ese nuevo material cada año y pagar ese precio extra que la nueva tecnología o nuevos colores les va a costar.
Y como decía Mark King esa misma tecnología al cabo de 6 meses o un año, nos va  a costar unos 100 dólares menos, de acuerdo que no será lo más cool, lo más moderno, pero no deja de ser una tecnología moderna a un precio más reducido y seguirá teniendo los mismos beneficios que tenía hace 6 meses.
Conviene recordar, que si echamos la vista atrás, verdadera innovación en los drivers ha habido poquita últimamente, si por innovación entendemos lo que supuso el abandonar la madera, la aparición de cabezas 460…
Si los ciclos de vida de los productos fuesen más largos, los precios no se reducirían tan drásticamente en un tiempo y el precio que tendrías que pagar por acceder a material de tecnología reciente sería más alto. Cada uno de nosotros, en función de lo que valoramos la satisfacción que nos da tener lo último o ahorrarnos un dinero y comprar lo penúltimo, accederemos a un material o a otro, pero estos ciclos tan cortos, y que tan poco nos gustan, también tienen la parte positiva para el cliente que no sea un friki, que podrá encontrar al cabo de cierto tiempo, un buen material a un precio mucho más asequible.
Mi planteamiento, es que quizás merece la pena no comprar lo último de lo último y utilizar ese dinero que te estás ahorrando en la elección, para comprar una buena varilla que se adapte a tu swing, teniendo en cuenta, que te puedes saltar unos cuantos ciclos de productos, antes de volver a cambiar de material.
Nota: reconozco que la entrevista de Mark King me ha sorprendido muy gratamente, no sólo por la sinceridad de sus palabras, si no por la pasión que demuestra por lo que hace. Su entrevista ha hecho en mi cabeza, mucho más que algunas de sus campañas y de sus patrocinados.
 

Historias Relacionadas

Un Comentario

  1. Amigo Ovidio,
    sinceramente creo que todo lo que comenta el CEO de TM no deja de ser una política coyuntural que es exclusivamente fomentada por la marca en cuestión. Si echamos la vista atrás unos pocos años (no más de 3) creo que recordaremos que no existía la avalancha de material «antiguo» que vemos hoy en día en los retailers. La razón es muy sencilla: a precios «de mercado» las cifras de crecimiento en ventas no se alcanzan con el producto en gama y hay que apoyarlas de alguna manera. Efectivamente una solución es volver a vender el producto antiguo a un precio más económico.
    Que esta situación se prolongue en el tiempo es más complicado. TM es probablemente la marca que más cintura y flexibilidad tiene que tener -y de hecho tiene- a la hora de encarar las circunstancias puntuales del mercado o la economía; básicamente porque es un gigante que no se puede permitir bajar el ritmo. Otras marcas con menores exigencias, pues no «necesitan vender» a ritmos tan elevados para sostener sus negocios (por ejemplo Ping o Titleist), no tienen necesidad de llevar a cabo este tipo de políticas comerciales y de hecho es raro que lo hagan (al menos hasta el momento).
    Te puedo asegurar que lo que Mark King dice en la entrevista no deja de ser una bonita explicación exclusivamente de cara al consumidor. A los minoristas nos dicen otras cosas… Apostaría a que si la situación económica general fuera otra, harían desaparecer de un plumazo todas esas ofertas y promociones de modelos antiguos y se volverían a las antiguas políticas (que consistían básicamente en destruir el material sobrante de años anteriores).
    Obviamente, las circunstancias en los últimos años han cambiado mucho y son los grandes los que deben saber ajustarse. TM lo ha sabido hacer, Callaway ha sufrido mucho y durante el último año y medio está intentando dar un golpe de timón para encarar el futuro.
    Y todo esto que digo no tiene absolutamente nada que ver con la calidad del producto de unos y otros. Hablo exclusivamente de políticas comerciales que finalmente conforman -junto a las bondades del producto- la visión que de una marca tiene el consumidor final.
    El mercado del material de golf ha cambiado mucho en los últimos años. Seguro que eres de los que te llegabas a gastar 100.000 pts. de las antiguas en un driver hace ya algunos años. Hoy en día por el equivalente a 30.000 pts te compras un buen driver. Creo que ese es el ajuste más importante que hemos vivido y del que yo personalmente me alegro profundamente; ahora bien creo sinceramente que la política de «le vendo el driver del año pasado a la mitad de precio» desaparecerá antes o después porque es insostenible en el largo plazo tanto para fabricantes como para minoristas.
    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba