Masters

Tiger Woods, su dropaje y el ruling del Augusta National

Esta tercera jornada de la 77 edición del Masters comenzaba muy temprano, aunque quizás la segunda jornada sólo se llegó a acabar cuando el Augusta National informaba a través de un comunicado de prensa de que Tiger Woods iba a ser sancionado con dos golpes de penalidad, sin modificar orden de salida. No se producía la descalificación que muchos de nosotros pensábamos que iba a suceder o que tendría que haber sucedido.
Son muchas las cosas, muchos los datos y las reglas, por lo que para intentar explicarlo bien, creo que la mejor manera, es empezar desde el origen de esta situación: el tirazo que Tiger Woods pegaba en el hoyo 15 y que Pablo Herrero comentaba. Empezemos a analizar las opciones que Tiger Woods tenía para dropar y que el mismo analizó en la entrevista de televisión y fue ahí donde surgió todo este proceso.

  1. Rechazó la zona de dropaje porque, según sus propias palabras, era una zona que estaba con mucho grano y húmeda.
  2. Entiendo que no quería jugar por donde la bola había entrado porque el golpe era más complicado. En esta situación, aquí sí que podría haber ido todo lo atrás que quisiese, mientras que dejase el punto por donde entró en línea con la bandera.
  3. Decidió pegar otra bola desde donde había jugado previamente, algo bastante lógico, porque con su segundo golpe ya se había dejado una distancia cómoda y perfecta para atacar esa bandera. Además, el golpe había sido tan bueno que había golpeado la bandera, por lo que la elección del lugar era buena. Esta opción le obligaba a jugar lo más próximo posible al punto original desde el que había ejecutado el golpe que acabó en el agua.

Al tener un wedge o un blaster en las manos, Tiger Woods saca chuleta, por lo que el lugar original no deja lugar a dudas y es muy fácil de determinar. Podría haber jugado perfectamente el golpe desde donde lo jugó, dos yardas más para atrás, ya que la honestidad se lo permite. El problema surge cuando en sus declaraciones comenta que deliberada e intencionadamente jugó dos yardas por detrás de dicho punto para tener una distancia perfecta.
Es aquí donde para mí está la clave: si hay intencionalidad, no puede haber honestidad, por lo que el dropaje habría sido incorrecto. Es decir, Tiger Woods habría entregado una tarjeta con un resultado incorrecto, al no haberse anotado la penalidad correspondiente por haber jugado desde el lugar equivocado. El Reglamento dice claramente que la penalidad por entregar una tarjeta con el resultado erróneo es clara: descalificación.
Ahora bien, el Comité del Augusta National hace mención de un hecho importante, como es que un espectador habría llamado para comunicar el dropaje incorrecto de Tiger Woods en el hoyo 15 y por eso se nombra la Regla 33-7. Pero ojo, que esta regla, como nos recuerda la USGA aquí, sólo serviría para salvar a jugadores de situaciones en las que en el campo hubiera sido imposible darse cuenta. Por ejemplo, cuando en televisión y en cámara superlenta se aprecia que una bola se había movido. Sin embargo, esta regla, no serviría para salvar a los jugadores de la ignorancia de las reglas.
Si nos ceñimos al comunicado del Augusta National (en inglés), el comité habría visionado las imágenes y no habrían encontrado nada, por lo que no fue comunicado nada a Tiger Woods y este firmaría dicha tarjeta sin anotarse la correspondiente penalidad comentada anteriormente. No obstante, las declaraciones de Tiger Woods, esas en las que habla de dropar dos yardas por detrás del lugar original, obligan al comité del Augusta National a volver a revisar dichas imágenes y, ahora si, comprobar que Tiger Woods había jugado desde el lugar equivocado.
En este punto, después de haber recibido dicha denuncia y no haber visto nada, al Augusta National sólo le queda aplicar la famosa regla 33-7.
Si esos son los hechos y así sucedieron, el ruling del Augusta National es inmaculado. Es perfecto. Pero reconozco que algo me chirría en todo esto porque a mí me parece complicado que un club como el Augusta National, que tiene un nivel de exigencia brutal en todas sus facetas, me parece complicado que no haya actuado al nivel de la exigencia que se le presupone en varios aspectos. Los cito a continuación:

  • Si estás analizando el dropaje de un jugador en un vídeo. ¿No te fijas que no está dropando al lado de su chuleta? ¿No te das cuenta que hay que buscar una chuleta en las imágenes porque estaba jugando un bláster? En la siguiente imagen, se ve perfectamente la chuleta inicial y el lugar desde donde jugó. ¿De verdad no lo pudieron ver en la revisión?

Tiger Woods - Masters 2013 - Dos golpes de penalidad

  • ¿Por qué el comité no llamó a Tiger Woods para preguntarle por dicho dropaje, lo que pensaba y lo que el creía que había hecho? Por poner un ejemplo, acordaros del ruling que recibió Dustin Johnson en el PGA Championship cuando apoyó el palo en la arena que no era de búnker, pero que por una regla local tenía dicha consideración. Los árbitros, lo estaban esperando en el green del 18, para comentarle dicha situación. ¿Por qué ayer no?

Después de un tiempo leyendo twitts de árbitros, jugadores y aficionados, tengo claro que Tiger Woods no debiera retirarse si los hechos sucedieron tal y como fueron contados. Ahora bien, estamos hablando del número uno del mundo, del jugador que más dinero mueve en el golf y, tal vez, el único capaz de hacer sentarse a no aficionados al golf a ver el golf. ¿Tiene esto influencia en el ruling recibido? Si el implicado en todo esto hubiese sido Pepito Pérez, ¿hubiera tenido el mismo ruling?
Por el bien del golf, prefiero pensar que sí, quiero creer que la denuncia de ese espectador existió. Si fue por un mail, ¿por qué no se hace público sin su nombre ni correo pero sí con hora de entrada para acabar con toda esta rumorología?. Prefiero pensar que todo ha sucedido como el Augusta National nos ha contado en su comunicado pero, al mismo tiempo, como buen gallego que soy, permítanme decirle que las películas de ciencia ficción no son mis favoritas.
Pero para no acabar así, prefiero cerrar la entrada con las palabras que un jugador importante como Ian Poulter escribía en su cuenta de Twitter:

«No haré comentarios sobre el incidiente. El deporte al que jugamos se juega con honor, respeto, dignidad, honestidad y un libro de reglas. Las reglas, son las reglas».

La última frase, es la misma que Tiger Woods dedicaba ayer noche al incidente de Tianlang Guan tras recibir un golpe de penalidad por juego lento.
Nota: normalmente no me gusta escribir de reglas, debido a la complejidad de las mismas, así que he intentado limitarme a relatar los hechos. Espero haber realizado una labor de acuerdo con las reglas implicadas.
Imagen Masters

Etiquetas

Historias Relacionadas

2 Comentarios

  1. Tiger infringe la regla 20-7 «Jugar desde lugar equivocado» que supone la descalificación, ya que no corrige el error. Para que pudiera penalizársele con dos golpes, tendría que haber vuelto a jugar una nueva bola desde el lugar correcto.
    Según las reglas 6.6.d y 34.b.iv también debería haber sido descalificado, al anotar en la tarjeta un resultado inferior al obtenido.
    Y luego viene la famosa 33-7 y dice que el comité puede excepcionalmente anular una descalificación si encuentra causa justificada.
    Evidentemente,para el negocio, está totalmente justificado que Tiger haga menos golpes. Si hubiese sido Pepito Pérez, ya estaría en casa deshaciendo las maletas.
    Lo peor de todo es la cara dura de Tiger desentendiéndose de todo. No se ve ni un atisbo de honestidad o remordimiento. Pone cara de «han metido la pata y me he librado de una buena, pero lo hecho, hecho está». Un golfista que es incapaz de auto imponerse una penalización, no es golfista ni es nada.
    Como comentaban en twitter, de ganar este año, su victoria aparecerá siempre con un asterisco. Para mí lo está su nombre. Espectáculo, fuerza y ambición, pero sin saltarse las reglas. Quién sabe la de veces que lo habrá hecho.

  2. Una aclaracion: jugar desde el lugar equivocado no lleva automaticamente aparejada la descalificacion.
    La penalidad «normal» es de 2 golpes y la descalificacion solo se aplica si el jugador comete una grave infraccion y no corrige su error.
    De hecho al jugar desde lugar equivocado solo hay que corregir el error cuando ha habido grave infraccion, en otro caso el jugador debe seguir jugando la bola jugada desde lugar equivocado con la consiguiente penalidad de 2 golpes (Regla 20-7 c)
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar