Masters

La lesión de Tiger Woods y el 138 Open Championship de Tom Watson

Ayer se hacía público que la lesión de Tiger Woods en la espalda  le había obligado a pasar por el quirófano, leo que le imposibilitará estar en la próxima edición del Masters, por lo que su carrera por intentar igualar el record de Jack Nickclaus todavía se complica algo más.
Si hablamos de Tiger Woods, todos tenemos claro que estamos hablando de uno de los mejores jugadores de golf de la historia, si no del mejor, al mismo tiempo que muchos de nosotros nos habíamos imaginado que podríamos seguir disfrutando de su determinación en el campo durante muchos años, siguiendo el ejemplo de Tom Watson cuando a sus 59 años estuvo a punto de ganar el 138 Open Championship.
Tiger Woods nos brindó en el US Open de Torrey Pines del 2008 una de esas tardes  de golf que serán recordadas para siempre, cuando pese una lesión que le imposibilitaba bastante su juego, pudo imponerse a Rocco Mediate en la jornada del desempate del lunes. Dicha victoria además, resultó ser su última victoria en un grande de un acumulado de 14 que hacía pensar que el record de 18 grandes de Jack Nickclaus podría estar en peligro…
Miramos a los últimos años y no hay duda que Tiger Woods sigue siendo un grandísimo jugador, de hecho sigue siendo el número 1 del mundo, aunque no sea el mismo jugador dominante y que imponía respeto a sus rivales con tan sólo pinchar la bola en el tee del 1. Las lesiones, sus problemas personales y tener otras prioridades es probable que hayan tenido su peso en todo esto.
Tiger Woods ha sufrido lesiones que han necesitado su paso por el quirófano, al mismo tiempo que en las últimas fechas hemos visto como otros jugadores importantes como Phil Mickelson también se han lesionado. Quizás viene a cuento recordar   este artículo  del  Dr. Greg  en el que razona las posibles causas del aumento de las lesiones en los golfistas actuales:

  • El número de jugadores profesionales ha crecido en los últimos año, al aumentar también el número de circuitos en los que se disputan competiciones, también deben aumentar las lesiones.
  • Las temporadas de golf se han alargado mucho, empatando unas temporadas con otras.
  • La temprana especialización de los golfistas, cuando antes elegían el golf más tarde, puede estar provocando que el desarrollo atlético de estos deportistas se haya visto disminuido, lo que ayudaría a la proliferación de lesiones.
  • El swing moderno y la eliminación del movimiento del tren inferior, separando la parte superior de la inferior, cuando en los swings clásicos se permitía un mayor movimiento del tren inferior, podría estar dentro de las posibles causas para el aumento de las lesiones.
  • Las diferencias entre fitness y  fit to play golf. Uno puede estar muy en forma físicamente, pero tu cuerpo puede no estar preparado para un ejercicio repetitivo que demanda tanto como el golf.Por eso, aquellos jugadores no que están en forma, si no que se someten a un entrenamiento específico para el golf, tendrían que estar más protegidos ante las lesiones.

Nos podríamos quedar aquí, ante un análisis de un especialista como el Dr. Greg , pero en el caso de Tiger Woods no me parecería correcto, ya que si echamos la mirada atrás y volvemos a leer el libro que su antiguo entrenador, Hank Haney, escribió,  The Big Miss, ya nos avisaba de cómo le preocupaban los entrenamientos físicos a los que sometía, no sólo en el gimnasio, si no entrenamientos militares con los cuerpos de élite del ejército de los Estados Unidos. Dichos entrenamientos físicos con los Navy SEAL incluían saltos de paracaídas, carreras con las botas de militar, etc… Hank Haney recuerda que  incluso a su fisioterapeuta, Keith Kleven, le preocupaban dichos entrenamientos por el impacto que pudiese tener en su maltrecha rodilla izquierda…
Tiger Woods es uno de los mejores deportistas de todos los tiempos, uno de los mejores golfistas de toda la historia, pero al mismo tiempo no nos debemos olvidar que ejemplos como los que nos ponía Hank Haney  o algunas de las cosas que salieron a la luz tras su ruptura matrimonial, no  parecen mostrarnos a un deportista que se cuidase en exceso,entendiendo por esto, el cuidarse para llegar en plena forma física para el golf en el medio y largo plazo.
Miramos a Tom Watson y el 138 The Open Championship y vemos a un jugador que a lo largo de su vida se ha tenido que cuidar y mucho para llegar a los 59 años con un cuerpo que le permitió luchar de tu a tu con los mejores jugadores del mundo. Si queréis otro ejemplo, Miguel Ángel Jiménez, otro jugador que a sus 50 años es capaz de seguir codeándose con los mejores jugadores del momento, a pesar del susto que nos dio esquiando. Pero cuanto más veo a esos jugadores, más veo el mimo, preparación y cuidado que han infringido a sus cuerpos durante muchos años, lo cual no está reñido con disfrutar de la vida, pero a buen seguro que sí con determinadas actividades.
Confío en que Tiger Woods volverá a jugar a un grandísimo nivel, que volverá a ser el número uno del mundo, aunque siendo un jugador diferente al que todos recordamos. Si miro los vídeos de Tom Watson,  Miguel Ángel Jiménez o de Jack Nickclaus cuando ganó el Masters a los 46 años y me pregunto si seremos capaces de disfrutar de esas pinceladas de clase como estos grandes jugadores nos han dado  más allá de los 45 años pero de la mano de Tiger Wodos y es cuando más dudas me saltan…

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba