Golf OlímpicoGolf profesional

Sochi 2014, Río de Janeiro 2016 y el golf

Quedan pocos días ya para la finalización de los juegos olímpicos de invierno de Sochi 2014 .La expedición española vendrá sin ninguna medalla de estos juegos olímpicos, algo que una buena parte de los medios ya ha resaltado cuando a determinados deportistas como Javier Fernández, Queralt Castellet o Lucas Eguibar se les escapaban sus opciones en sus distintas pruebas.
Si hablamos de deportes de invierno en España, estamos hablando de deportes minoritarios, sin una cultura de deporte y donde las competiciones a nivel nacional son escasas, casi tanto como los medios y ayudas que estos deportistas tienen, siendo por ello, que una buena parte de estos deportistas han tenido que emigrar a otros países en los que si existen instalaciones, medios, etc.
Al ir siguiendo las distintas retransmisiones y al tratarse de deportes minoritarios, no he podido parar de imaginarme como será tratado el golf en las próximas olimpiadas de Río de Janeiro en dichas retransmisiones y los medios en general, porque si resulta como en los juegos de Sochi 2014, donde para algunos las medallas eran casi seguras y de ahí el supuesto fracaso posterior, no me resulta complicado imaginarme el «fiasco» del golf español en Río de Janeiro 2016.
Para mi, que un país como España, sin cultura de deportes de invierno, tenga a determinados deportistas como los que mencionaba arriba con alguna opción de llevarse alguna medalla o de llevarse un diploma olímpico, reconozco que me parece todo un éxito, cercano casi a la heroicidad. Aunque leyendo una parte de las crónicas, parece que estemos ante un gran fracaso rotundo.
Con el golf, me pasa lo mismo, que con el número de licencias que somos en España, tengamos a los jugadores/as españolas que tenemos y que llegarán a Río de Janerio con opciones de estar en la pomada de las medallas me parece muy loable. Pero a mi juicio, habría que tener mucho cuidado, con las expectativas que le pongan al golf español, porque si se vende la moto de las medallas con el golf, con lo  complicado y hasta imprevisible que resulta ganar en este deporte, flaco favor le estarán haciendo a nuestros deportistas  y nuestro deporte. A esto habrá que sumarle, que los fallos en el golf, para un espectador que nunca ha jugado ni salido al campo, son complicados de entender, por lo que no nos extrañe oir ciertas expresiones si vemos como a alguno de los nuestros se les escapan los metales en los últimos hoyos.
Para finalizar este post, una última reflexión, sobre el impacto que pueda tener en el golf nacional que el golf sea un deporte olímpico y que las retransmisiones lleguen a los hogares españoles en abierto. Desde mi punto de vista, dichas retransmisiones pueden ayudar al reconocimiento del golf como deporte o aumentar algo más el conocimiento que la gente tenga de nuestro deporte, pero ir más allá, me cuesta verlo.
Durante estos días he visto unas cuantas retransmisiones, por no decir muchas, skeleton, ski de fondo, descenso, saltos, bañeras, half pipe, supergigante, patinaje de velocidad en pista corta, en pista larga, curling , hockey masculino y algún otro que me olvidaré. Ahora bien, que haya visto todas esas retransmisiones ¿me acercan a que me vaya a acercar a practicar alguno de esos deportes?
Quizás la respuesta que de yo a esa pregunta no sea muy válida, puesto que residiendo en Canarias, tengo una clara barrera de entrada, pero eso no quita, que a mi juicio, una cosa es seguir las retransmisiones de un deporte y otra muy distinta que esas retransmisiones me conviertan en un practicante asiduo de dicho deporte…
Sólo una nota final para la reflexión: el curling el pasado fin de semana en Teledeporte fue seguido por más gente que el partido Unicaja-CajaSol.

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba