Golf Español

Los golfistas, ¿somos clientes de la RFEG y de las federaciones regionales?

Cuando me preguntan por qué escribo en un blog sobre golf, siempre digo que una de las cosas que más me aporta el escribir, es tener la opción de debatir con personas, con las que a veces estaremos de acuerdo y compartiremos opinión, mientras que con otras no. Reconozco que estas opiniones diferente, como se suelen producir desde el respeto, me aportan mucho, porque me hacen pensar, me hacen plantearme distintos escenarios, abrir a otras perspectivas y entender los razonamientos por los cuales dichas personas tienen posicionamientos tan diferentes a los míos…
Cuando escribí el post sobre el Proam del Open de tu país, hubo una frase en un comentario que se me quedó grabada, a la cual le he estado dando vueltas desde entonces:

lejos de las metas individuales, determinados organismos semipúblicos, como en este caso las federaciones, tienen unos intereses colectivos que, en muchas ocasiones, no coinciden con los individuales de quienes la componen

De esa afirmación y tras las reflexiones sobre la evolución de las licencias de golf en España en los últimos doce meses, si lo que queremos es analizar la situación actual, así como las posibles soluciones que podríamos tener, quizás lo primero es plantearse las cosas desde el principio y hacerse la pregunta con la que titulaba este post: los golfistas, ¿somos clientes de las federaciones?
La RAE tiene tres acepciones para el término cliente:
1. Persona que utiliza con asiduidad los servicios de un profesional o empresa.
2. Parroquiano ( persona que acostumbra a ir a una misma tienda).
3. Persona que está bajo la protección o tutela de otra.

Quizás antes de seguir tenemos que recordar que «la Real Federación Española de Golf es una Entidad Asociativa privada sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica y patrimonio propio e independiente del de sus asociados», por lo que si nos atenemos a la estricta definición del término y a la propia entidad de la RFEG, llego a la conclusión, que nuestra relación con la RFEG no es de cliente-empresa y aquí es donde esa frase que se me había quedado grabada en la memoria vuelve a aparecer.
Llegado este momento, me acuerdo de la reflexión de un cirujano portugués al que conocí durante mi época en la industria farmacéutica, al hablar del papel de los cirujanos y de los catedráticos en la evolución de los trasplantes:los libros no sangran:Es decir, que una cosa es la teoría y otra cosa es la práctica. Porque después de lo leído estos días en los comentarios, en Twitter y Facebook, parece ser que una parte de los federados, si que nos planteamos el valor que recibimos de ese «servicio» por el que pagamos a la RFEG y la federación autonómica correspondiente.
Leía hace un par de semanas el Manual del Estratega de Rafael Martínez Alonso (@estratega), aquí mi review del libro en Amazon.es, del cual saco esta referencia:

El precio es cómo te pagan, el valor es lo que das

Seamos o no seamos clientes de la RFEG, estamos acostumbrados a que cada vez sale dinero de nuestro bolsillo lo hacemos porque estamos pagando por un producto o servicio. Al tener nuestra licencia en vigor, obtenemos la licencia para poder jugar al golf siempre y cuando tengamos un hándicap asignado, lo cual, es sin duda un gran valor para aquellos que somos aficionados, nos permite la práctica del deporte del que tanto disfrutamos.
Pero cuidado, que ese valor se devalúa enormemente cuando miramos más allá de nuestras fronteras y observamos como en otros países, no es necesario tener licencia para poder salir a jugar al campo y, claro, esos mismos se empiezan a preguntar, si en otros países es posible jugar sin licencia, ¿por qué es necesaria en España?. Si se puede jugar en otros países sin licencia, ¿qué es lo que realmente estamos pagando por nuestra licencia en España?
Personalmente yo me siento cliente de la RFEG y de la Federación Canaria de Golf, pero quizás esté equivocado, quizás haya que tener las miras más altas y velar por el interés general del golf España. Lo malo es que, mientras para algunos la situación del golf en España empieza a ser alarmante, el otro día en el programa Casa Club de Canal Plus Golf, el responsable del marketing de la RFEG decía que la situación no era grave, entre otras cosas porque aunque perdíamos muchas licencias, también se daban muchas nuevas altas. Sin duda, me recuerda a aquel, que tenía un agujero en un caldero y en vez de tapar el agujero, seguía echando agua y agua para mantener los niveles.
Imagen | Irishdeafgolfunion

Historias Relacionadas

3 Comentarios

  1. Venga, me voy a mojar…
    En mi caso, no me siento cliente de la RFEG, no considero tener ninguna ventaja más allá de su beneplácito para poder practicar el deporte que amo, asignándome un Hcp de juego para evaluar mi nivel y poder competir.
    Si percibo esa sensación con la FGM… Mucho más cercana con el federado de Madrid y preocupada por facilitar la práctica del golf y a promover dicho deporte en nuestra comunidad.
    Dicho de otra forma, pago gustoso la parte correspondiente de mi licencia a mi territorial, pero no a la máxima institución del golf español. Son innumerables los despropósitos de la RFEG para «intentar» generar licencias, el más mítico el llamado Bautismo de Golf… Me parece realmente apasionante ver a la señora Nieves Herrero intentar pegar 5 bolas subida a unos tacones. Pfffffff
    Creo que el camino lo han de marcar ayudas a la creación de nuevas canchas de prácticas, más P&P y acuerdos con los distintos clubs de España para abaratar los green fees. Menos blazers y más mono de trabajo. Menos coctails y más ver la realidad de los campos y federados. Más siglo XXI y menos Edad Media.
    Por cierto, de acuerdo con Ovidio: Estoy viendo una farola que transmite más que el Director de Marketing de la RFEG… Dios nos asista!
    Muchos birdies a tod@s

  2. Creo que Jorge no ha podido expresar mejor lo que mucho sentimos. En mi caso, ni siquiera me siento cliente de mi territorial porque se comporta como la RFEG; con prepotencia y sin velar por los intereses de los federados. Saben que estamos obligados a estar afiliados para poder jugar y que tienen la sartén por el mango. Un cliente es el receptor de un servicio por el que se paga y, en ese sentido, lo somos independientemente de lo que ponga en los estatutos…..aunque el comportamiento de las federaciones no nos haya hecho sentir así nunca.

  3. Soy uno de tantos indignados por lo que esta pasando con las elecciones a presidente en la Federacion Andaluza, estos señores que no tienen ni puta idea de golf, que ni siquiera han colaborado en la organizacion de un torneo en su propio Club, como pretende ser presidente a cojones. Pienso que la culpa la tiene la Junta de Andalucia y la Federacion Española que ya tenian que haber cogido el toro por los cuernos y poner orden en este escandaloso tema, ya que los federado somos personas lo digo por si se les habia olvidado y que se estan cachondeandose de todos nosotros y nos estan tratando como gilipolla, pues haber si de una vez Junta y Federacion hacen su trabajo como hay que hacerlo por que a mi me huele que hay algo o alguien detras para que sea Presidente uno de estos señores y como no lo consiguen vuelta a empezar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba