Golf Español

Lo que el sector del golf puede aprender del caso Gowex

La semana pasada saltaba el escándalo empresarial de Gowex (El Blog Salmón), un negocio que no era lo que sus propietarios decían y que ha hecho saltar las alarmas en el Mercado Alternativo Bursátil, haciendo caer sensiblemente la cotización de empresas similares y poniendo a los inversores en alerta. Un fiasco para los accionistas, empleados, para la «marca España» y también para la prensa especializada en tecnología y finanzas, ya que ningún medio fue capaz de cuestionarse la información de Gowex para averiguar que todo era una farsa.
Unos días después de que la burbuja de Gowex haya explotado, aunque aún queda mucho que investigar y muchas explicaciones que dar, se me ha venido a la mente que este caso podría encajar con el de algunas empresas del golf español. No voy a decir nombres, para no herir sensibilidades, pero sí que voy a darle una vuelta al tema con el foco puesto en el sector del golf español:

  1. En el sector del golf hay negocios que son una farsa, igual que Gowex. Hay campos que dicen que son como el Augusta National pero ni siquiera tienen modelo de negocio; personajes que dan de alta una cuenta de Twitter y se definen como «CEO de xxx»; empresillas de poca monta que se pegan a todo lo que huela a dinero público para ver cómo pueden hacer un favor para cobrar algo; entre otros.
  2. La mayoría de los medios de golf españoles no aportan valor porque están acostumbrados a la nota de prensa y al copiar/pegar y darle a «Publicar». Algunos parece que compiten por ver cual es el más rápido en publicar el contenido, que dicho sea de paso, es replicado por tal cantidad de sitios que hace que su valor sea igual a cero. Sólo hay que buscar en Google con un poco de maña para darse cuenta de la cantidad de veces que se replica una nota de prensa enviada por la RFEG o el European Tour. La prensa tuvo mucho que ver para que Gowex llegara tan alto porque prácticamente nadie se cuestionó nada, se tragaban las notas de prensa y datos sobre contratos y cuentas que no eran realidad, creándose el envoltorio perfecto para este regalo envenenado.
  3. Las auditorias de las empresas no valen nada y, por tanto, por mucho que haya dirigentes de clubes o federaciones que digan que sus cuentas están auditadas por empresas punteras, no sirve de nada. Las de Gowex estaban también auditadas y fíjate tú, resulta que eran una mentira, año tras año. Mientras no se meta un buen puro al auditor que firme cuentas falsas y al empresario que proporcione información falsa para una auditoria, el hecho de que unas cuentas sean auditadas no significará nada.
  4. El ego de nadie no lleva a buen puerto al golf español, al igual que en Gowex perdieron a su presidente. Igual ocurre en algunos clubes, federaciones y medios, en los que el ego lleva a afrontar aventuras que no tienen vuelta atrás y sobreviven mientras la rueda no pare. Estoy seguro de que no tardaremos mucho en ver caer a alguno de estos personajes que no cito pero que sí tengo en mente.
  5. El sector del golf es cosa de todos y una caída de una empresa de renombre, podría impactar sobre el sector del golf nacional, que genera bastantes puestos de trabajo e ingresos gracias al movimiento de turismo que genera. Si algo así sucede y tiene visibilidad más allá de la frontera de España, seguro que otros países estarán encantados de acoger a los miles de turistas de golf que cada año nos visitan. Medios, clubes, empresas en general, federaciones y todo tipo de agentes del sector, tienen que saber que unidos se puede conseguir mucho del golf en España.

La conclusión que saco del caso Gowex para el sector del golf español es que uno nunca puede estar seguro de que cualquier empresa de las que se ven en medios, redes sociales y acompañando a los dirigentes del golf español, sea lo que aparenta o dice ser. Por suerte, no veo que en el sector del golf español haya empresas con un tamaño como el de Gowex, aunque el daño de un escándalo importante sí que podría tener consecuencias graves por el valor del mercado del golf en España, sobre todo por el turismo. Nosotros como medio, también cometemos errores, así que procuraremos ponernos las pilas para no ser cómplices de un caso Gowex en el sector del golf español.
Para cerrar esta entrada, recomiendo leer la moraleja del caso Gowex que Jesús Martínez publica en El Blog Salmón y que bien podríamos aplicar en el golf español. Dice que cuestionar las cosas no es ir contra nadie y la transparencia no debería ser una opción. Ahí lo dejo.
Imagen | Openclips

Historias Relacionadas

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba