Golf Español

Cierre de Teledeporte: ¿un paso hacia la televisión deportiva del futuro?

El lunes 30 de junio saltaba la noticia de que RTVE baraja el cese de emisión de Teledeporte, su canal temático deportivo. Según parece, en RTVE están buscando una salida para integrar la emisión de eventos deportivos en el canal «La 2» y también a través de su canal online, a través de su página web, al no ser capaces de cuadrar la cuentas de su estructura actual de canales.
Comenta el caso ChicadelaTele, criticando la mala gestión de RTVE y el enfoque que le vienen dando las principales cadenas a los canales temáticos. Habla de los errores en la estrategia de los canales temáticos, con un planteamiento que me parece de lo más acertado. Textualmente dice que «Teledeporte tendría que atender entonces a las competiciones más locales o los deportes menos conocidos, en lugar de gastar en baloncesto o fútbol, por ejemplo. Quizá el frontón tendría más sentido y sin embargo, y por una razón que aún no acierto a entender, este deporte lo vemos los fines de semana en La Sexta.»
Donde ChicadelaTele dice «frontón», yo digo «golf», ya que veo en el cierre de Teledeporte una oportunidad perdida para que el golf pudiera tener una mayor difusión en España. Es una pena que no se hubiera aprovechado este canal para contribuir a la promoción del golf y para mostrar por a España como destino de golf, tanto a nivel interno, como en el exterior (por ejemplo, integrando producciones sobre turismo en el Canal Internacional de RTVE).
En todos los años que recuerdo de presencia de Teledeporte en la lista de canales en la tele de mi hogar, sólo recuerdo un par de emisiones de golf. La primera, en 2007, de un campeonato de España de profesionales que ganó Luis Claverie en playoff a Dok Rea (este último, amigo personal, me llamaron y conecté la emisión); la segunda, en el pasado Open de España, que resultó ser una emisión sorpresa.
Al leer la noticiay los comentarios de ChicadelaTele, irremediablemente se me ha venido a la cabeza lo que llevo diciendo desde hace tiempo, que el modelo de venta de derechos deportivos no funciona y que se necesita ya un paso firme hacia delante. Es el momento de las empresas que, como Wuaki TV con las películas y las series o Spotify con la música,  propongan nuevos servicios que permitan disfrutar del deportes a través de las múltiples pantallas que conviven en el hogar: ordenadores, tabletas, móviles, consolas, eBooks, etc.
Todo lo anterior, sin necesidad de que ninguna empresa se suicide económicamente cada vez que gana una subasta de derechos de emisión. A lo mejor, como ocurre con la música, resulta que hay que ajustar todo el modelo y, como los precios de los derechos son inasumibles, resulta que los circuitos no pueden pagar a los jugadores esos fijos por participar en sus eventos y esos premios millonarios.
El tiempo dirá. Ya veremos cuanto dura la avaricia de los propietarios de los derechos de retransmisión de eventos deportivos y cuanto tardan en pedir que se monte algo nuevo para sacar tajada de los eventos deportivos. Por el momento, al igual que en otros sectores de consumo de contenido audiovisual, la consecuencia es la de la generación de una gran bolsa de demanda insatisfecha, es decir, un grupo de clientes potenciales a los que no les encaja la oferta resultante y prefieren optar por las alternativas a su disposición en Internet, aunque la requiera un esfuerzo de adaptar su tecnología o a costa de una baja calidad de imagen y sonido.
¿Cuánto tardaremos en ver un Spotify o un YouTube para consumir eventos deportivos en directo o bajo demanda? 

Historias Relacionadas

3 Comentarios

  1. Yo hace tiempo que intento seguir todo el golf que puedo por Internet, ya ni confío en que la televisión clásica haga eco de nuestro deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba