The Open

Todos contra Rory McIlroy en el Open

Rory McIlroy parece que se ha apuntado a la moda de que en 2014 no haya emoción en la última jornada de los torneos grandes, tras lo visto en estas tres primeras jornadas del Open Championship. Domina Rory en la clasificación, con 6 golpes de ventaja sobre el segundo, Rickie Fowler (-10) y 7 sobre Sergio García y Dustin Johnson (-9), gracias a un tramo final brutal en la jornada del sábado.
Nada más y nada menos que dos eagles en los tres últimos hoyos es lo que ha aupado a Rory McIlroy a lo más alto de la clasificación, con una ventaja bastante importante sobre el resto de jugadores. Fue una demostración de poder bestial, con dos golpes certeros en los pares 5 del 16 y el 18, para dejarse sendos putts bastante asequibles y embocar ambos para eagle. Mientras tanto, sus inmediatos perseguidores apuraban opciones para subir en la tabla o mantenerse, cosa que Sergio no pudo hacer por culpa del bogey del 17. Curioso este bogey, ya que Rickie Fowler, Sergio García y Rory McIlroy jugaron la calle exactamente igual y acabaron con idéntico resultado: bogey.
La jornada del sábado hay que reconocer que no ha estado nada mal, sobre todo cuando Rickie Fowler logró igualarle en la primera posición de la tabla. Parecía que el Open se apretaba y que nos esperaba un final muy apasionante, pero Rory reaccionó y fue capaz de poner tierra de por medio en los últimos 9 hoyos. Aprovechó varios fallos consecutivos de Rickie Fowler, con 3 bogeys del 14 al 17, y logró una marca bastante interesante, que es completar en 3 golpes 6 de los 9 segundos hoyos, con dos eagles incluidos en los pares 5 del 16 y 18.
Dustin Johnson era otro de los jugadores a los que había que prestarle mucha atención en esta tercera jornada. Hizo un resultado de uno bajo par, algo discreto para lo que se esperaba de él para hoy. La culpa fue de tres bogeys consecutivos del 7 al 9, un lastre que le impidió acercarse más a Rory y tenerlo más a tiro en la cuarta jornada. Comparte el tercer puesto empatado con Sergio García, con quien saldrá el domingo a las 15:30 (hora española) por el tee del 1 para darlo todo en la jornada final. Puede ser un gran compañero para Sergio García, si consigue estar fino y «hace de liebre» del de Borriol.
De Sergio García comentaba que lo está dando todo y no se puede hacer más cuando hay un jugador en el estado de gracia como en el que está Rory McIlroy. Si donde todos hacen birdies, Rory hace eagles, no queda otra que sacarse el sombrero y aplaudir a un jugador que ha llegado a este torneo pletórico. Aún así, siempre hay que tener en cuenta que en golf no se puede contar con ganar antes de tiempo y hay que esperar a que entre la bola para cantar victoria.
Rory lo sabe bien, lo aprendió a fuego tras su colapso en los últimos 9 hoyos del Masters de 2011. Todos le daban por ganador, dada la ventaja de cuatro golpes con la que partía el domingo, pero resultó que no acabó ni en el top 10. No le deseo nada malo porque no se lo merece, es más, me saco el sombrero ante la calidad de su golf de estos días, pero ojo, hasta el rabo todo es toro y este Open se gana el domingo

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba