PGA Tour

Henrik Stenson, la FedexCup y la emoción

El pasado domingo Henrik Stenson se imponía en el  Tour Championship. llevándose su segunda victoria consecutiva en los playoffs de la Fedex Cup y el premio final de 10 millones de dólares, premio más que merecido por la trayectoria que Henrik Stenson ha tenido desde el mes de julio. Como nos recordaba Bob Harig en este artículo, Henrik Stenson ha estado imparable desde el Scotish Open T-3, 2, T-2, 3, T-43, 1, T-33, 1y 1, incluyendo segundo el Open y en el WGC-Bridgestone Invitational, tercero en el PGA Championship y las dos victorias finales de la Fedex Cup.
Como europeo y amante de la Ryder Cup no puedo estar más contento por la recuperación de un jugadorazo como el sueco, pero al mismo tiempo, durante la jornada del domingo no paraba de decirme que era una pena que una última jornada de lo que se supone que son unos playoffs estuviesen tan faltos de emoción a pesar de que había componentes para que pudiera tenerla.
Por un lado Henrik Stenson, recuperado para el golf y con la posibilidad de recuperar una buena parte, si no todo, del dinero que la estafa de Allen Standford le había hecho perder. Por otro lado el joven Jordan Spieth, que había comenzado la temporada sin tarjeta del PGA Tour, pero que durante la temporada conseguía una victoria con los dos años de exención correspondiente. Buenos ingredientes a priori para tener emociones fuertes.
Pero lo que eche de menos durante esta última jornada, en parte porque son unos playoffs o así nos los han vendido, es que Jordan Spieth, pudiese llegar a llevarse todo el pastel luchando contra Henrik Stenson, si hubiese conseguido llevarse la victoria en la última prueba de la FedexCup, algo que resulta imposible con el actual formato, por lo que a mi juicio, le quita emoción a este torneo, al mismo tiempo, que mientras que los que no vienen por detrás,  no sean de los primeros clasificados en la Fedex al llegar a East Club, es complicado que veamos la emoción que muchos de nosotros podíamos esperar de unos playoffs y que además reparten tan suculentos premios.
Si el que gana el Tour Championship no es quien se lleva la FedexCup, tendremos que estar mirando a otra clasificación y mientras lo hacemos, la emoción se nos evapora. Complicado buscar un equilibrio en todo este sistema, pero aunque la notoriedad de marca de Fedex debe ser muy importante y por ello pueden estar contentos, si el objetivo del PGA Tour era conseguir unos playoffs emocionantes y donde la gente no se despegase del televisor, para que los aficionados al NFL y fútbol universitario sigan viendo el golf, creo que están bastante lejos de haberlo conseguido

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar