Material de Golf

¿Qué le falta a Amazon para ser una tienda de golf de verdad?

A día de hoy, no se puede decir que Amazon sea una tienda de golf de verdad. Aunque hay material de golf interesante para comprar, por precio y por el servicio de Amazon, la experiencia de comprarlo en Amazon aún está un poco verde.

Se echan en falta productos de las grandes marcas y las entregas no son todo lo rápidas que en el resto de categorías, lo que invita a pensar que Amazon aún no tiene el sector del golf como objetivo. Sin embargo, la lógica nos lleva a pensar que tarde o temprano Amazon pondrá sus ojos en el sector deportivo y el golf será uno de los que intente acaparar. ¿Qué le falta a Amazon para ser una tienda de golf de verdad?

Los retos de Amazon para ser una tienda de golf

Para que Amazon sea una tienda de golf de verdad, necesita superar los mismos retos que otros comercios en el canal online. Surtido amplio, precios atractivos, buen servicio,… nada nuevo para los comercios digitales, aunque en el sector del golf hay problemas que nadie ha conseguido resolver aún: la venta de palos de golf a medida.

Las tiendas de golf de club y las que cuentan con instalaciones para probar los palos, gozan de una ventaja competitiva sobre las que sólo ofrecen surtido y entrega a domicilio pero con poca o nula personalización. A la hora de comprar palos de golf, siempre hemos recalcado la importancia de probar previamente para asegurar que el palo se adapta a nuestro swing y no a la inversa.

Es complicado de resolver en el canal online lo de probar antes de comprar, aunque si hay una empresa que puede encontrar una solución, es Amazon. Por ejemplo, a través de afiliación con centros de demo que hagan el fitting previo a la compra; otra opción sería tomar como base para la personalización del palo los datos del swing del jugador a través de dispositivos como Trackman o Flightscope.

Además, Amazon tiene a día de hoy un gran camino por andar en el catálogo de productos de golf, muy lejos del que ofrece cualquier tienda de golf especializada. Seguramente sea sólo cosa de que se pongan a ello, tal vez de superar algunas barreras de política comercial, pero no me cabe duda de que pronto veremos a Amazon como una de las principales tiendas de golf a nivel global. La duda es cuándo, si dentro de un mes o de dos años.

La experiencia de comprar en Amazon para el golfista

La experiencia de compra de cada golfista es un mundo. En cada localidad son muy diferentes las opciones para acceder a material de golf de calidad, con buen servicio y a buen precio. Amazon será una opción muy interesante para los golfistas que dependen de tiendas que aún funcionan con el modelo clásico, de surtido, horarios poco adaptados al cliente y poca o nula capacidad de personalización.

Si pensamos en el jugador de fin de semana, Amazon será una tienda que estará abierta las 24 horas del día para comprar lo que le haga falta para disfrutar del golf el sábado y domingo. Hace un pedido y lo recibe en el día con el servicio PrimeNow o en un plazo máximo de uno o dos días. Esto, frente a tener que esperar al fin de semana para ver si lo que busca lo tienen en su tienda, a qué precio y si está abierta cuando esté en el club, es una gran ventaja para Amazon.

Yo mismo he dejado de comprar bolas y tees en tiendas físicas. Antes lo hacía en Golfsmith, principalmente por el precio, pero desde hace algo más de un año las compro en Amazon. Además de la desaparición de Golfsmith por quiebra, el motivo principal por el que compro material de golf en Amazon es el alto nivel de servicio. No tener que ir a una tienda, comprar desde el móvil, web o tablet, tener los pedidos en el día o al día siguiente la mayoría de las veces, supera al resto de opciones en golf. Eso sí, si le preguntamos a Ovidio, su percepción del servicio de Amazon es muy diferente.

A lo anterior hay que sumarle que a lo largo del año en Amazon siempre hay ofertas de golf con precios realmente atractivos, que invitan a comprar material de golf con descuentos realmente atractivos. Por ejemplo, habrá que estar atentos a las ofertas de golf del Black Friday que puedan surgir el próximo 24 de noviembre.

La parte negativa es que, al ser el surtido de productos reducido, algunos de los que hay en catálogo pueden tardar varios días e incluso unas cuantas semanas. Por ejemplo, al comprar unos tees de goma para el campo de prácticas, la entrega no es tan inmediata como en la mayoría de productos.

¿Qué puede hacer contra Amazon la tienda de golf tradicional?

A la pro-shop tradicional no le quedará más remedio que renovarse o morirá. Competir contra Amazon es cosa seria, pero no será el fin del mundo. Los competidores que ya venden en el canal online, como Álvarez y El Corte Inglés, también deberán evolucionar para poder aguantar el tirón de Amazon en el sector del golf y esto hará que la competencia liquide a quienes no sean capaces de aguantar el ritmo.

La pro-shop tradicional necesita transformarse para mejorar el servicio al golfista y ampliar el mercado. Para ello será vital la tecnología, al mismo tiempo que saber aprovechar su ventaja competitiva de estar delante del cliente físicamente, que le permite personalizar y recomendar productos en base al trato personal y no a algoritmos, como hacen empresas como Amazon.

¿Quién sabe mejor qué palo me conviene, un algoritmo de Amazon o el dependiente de una tienda de golf? Por desgracia, a día de hoy he de decir que pocos dependientes saben recomendar bien un palo, ya que en muchos casos venden de oído o lo que les conviene, sin atender a los parámetros del swing del jugador, nivel de juego y condición física.

Además, la tienda de golf tiene la oportunidad, o mejor dicho, la necesidad de transformarse en un centro de venta de servicios del club. Esto ya se hace en muchos campos desde hace años, que han integrado en el catálogo de productos de la tienda la venta de green fees, clases y otros servicios. Así, la tienda deja de ser ese sitio al que sólo se va a ocasionalmente a comprar palos, bolas o zapatos, y se convierte en un sitio de paso obligado en el que cada día se paga el green fee, una clase o cualquier servicio del club.

Por último, tal vez sea una buena idea que las pequeñas tiendas de club se integren para ganar tamaño y ser más competitivas a base de reducir costes gracias a la escala. Si las tiendas de alimentación de barrio dieron paso a las cadenas de supermercados y a los hipermercados para optimizar los costes de stock y distribución, las tiendas de golf podrían aplicar la misma estrategia para conseguir el mismo efecto y ser competitivos frente a un gigante como Amazon, que allá donde pone el ojo, arrasa.

En Golf76 | Las ofertas de golf del Amazon Prime Day | ¿Es el futuro ver golf en Amazon Prime Video?

Imagen | efes

Etiquetas

Historias Relacionadas

  1. Me alegra haber leído este artículo hoy, porque por primera vez, ayer estuve escarbando en Amazon buscando una prenda en particular (polo manga larga) y lo cierto es que me decepcionó un poco. Bastante de PRL, pero como indicas en el post, no mucho más a nivel de marcas que garanticen un mínimo de calidad. Marcas nisu a porrillo, pero ni que decir tiene que jamás me plantearía compar.
    Pablo, la diferencia entre la pro-shop y Amazon es salvaje en cuanto a medios económicos, agilidad, operativa, tratamiento de la mercancía y capacidad y gestión de almacenamiento, y jamás podrá acercarse y combatir en ese terreno. Amazon es un impulso eléctrico que en milésimas de segundo puede hacerte poseedor de un determinado artículo, pero que jamás sabrá indicarte el palo ideal para tu juego. No hay algoritmo que supla la experiencia de cientos o miles de fittings combinada con las sensaciones que transmite el jugador. Ni lo hay, ni lo habrá. Ahí Amazon está en clara desventaja, aunque hecha la ley, hecha la trampa: hay gente que prueba en una jornada de demostración o dando por saco en la tienda A o B y luego puede pedirlo por internet si ha visto el producto unos euros más baratos. Eso si, ni a medida, ni en Amazon (hoy por hoy).
    La pro-shop al uso no puede tener un inmovilizado salvaje en material duro, ni en ropa, ni en zapatos… Desde mi humilde opinión, cada pro-shop trata de ofrecer el mejor servicio a su clientela en base a sus posibilidades. En estos tiempos, suelen apostar por una o dos marcas de material duro (sin volverse locos) y varias marcas de ropa, zapatos y bolas. No da para más, porque todo lo que entra en la tienda se ha de abonar en 30, 60 ó 90 días. Lo hayas vendido o no. Y la tienda ha de pagar su alquiler, su personal, su luz, etc.
    Entiendo que se compre una oferta determinada de bolas por internet, un polo en liquidación, un carrito… pero honestamente, considero que la venta de material duro seguirá siendo principalmente por el canal tradicional y al 100% en el caso del palo a medida. La industria y las distintas compañías así lo quieren (y es lo suyo).

    1 saludo

  2. En primer lugar, enhorabuena por el cambio estético y de organización en el blog. Todo más sencillo y claro.

    En cuanto al tema del artículo, siento decir que se apuntan varias cosas que, sinceramente, veo harto complicado. Amazon podrá hacer como el resto de tiendas de golf online, que hay muchas, vendiendo palos sin configuración al cliente. Porque, ¿quién va a hacer un fitting para que Amazon se lleve el beneficio? Además, el problema no es el fitting, porque podrían llegar a algún tipo de partnership (lo dudo), sino la experiencia de compra. Si me hacen los palos a medida van a tardar una semana o más en mandármelos, porque tienen que pedírselos a la marca.
    Pueden competir de manera más eficaz y eficiente en el apartado de bolas, accesorios y pendas de vestir. Pero en material de golf siento decir que no. Por eso Amazon no ha dado el salto a ganar el mercado del golf. Demasiado apalancamiento con el material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close