Masters

¿Es el Masters el grande más débil de todos?

Comienza la semana del Masters, con una buena parte de nosotros pensando ya en esos hoyos finales del domingo donde la emoción, como suele ser habitual en la ronda final del Masters, correrá a raudales. Eso sí, sabiendo de la existencia de cierto debate sobre la debilidad del field que presenta cada año el Masters.

No lo puedo negar, el Masters es mi grande favorito, aquel que si tuviese la calidad para ganar un grande, querría ganar porque tener un plan para toda la vida que incluya jugar el Augusta National no puede ser nunca una mala idea. Eso sí, ¿tienen razón esos que dicen que el Masters presenta un field mucho peor que otros grandes?

Para poder jugar el Masters existen 18 categorías diferentes por las que podrías ser invitado a jugar. Este año de los que se han ganado la invitación y pueden jugar, ya que existen antiguos ganadores que no podrán hacerlo como Tiger Woods, Jose María Olazábal o Fred Couples  o el caso de Sang-moon Bae, que se habría clasificado por su posición final en el Tour Championship pero que está haciendo el servicio militar en Korea, suman un número total de 89 jugadores, lo que ya es un field bastante reducido.

Si analizamos un poco a estos jugadores, no todos ellos tienen opciones reales de ganar, sino también de intentar luchar por estar entre los mejores durante cuatro días. Dentro de los antiguos ganadores, están algunos como Tom Watson, Mark O´Meara, Ian Woosnan, Vijay Singh, Larry Mize, Trevor Imelman o Bernard Langer, para los cuales es prácticamente imposible luchar por el torneo, por lo que lo se reduce el field con opciones a 82 jugadores.

En el Masters también reciben invitación hasta 6 amateurs (ganador y segundo del US Amateur Championship, ganador del British Amateur Championship, ganador del Asia Pacific Amateur Championship, ganador del Latin American Amateur Championship y US Mid Amateur Championship) y, siendo generoso, le doy opciones de lucha a Bryson DeChambeu porque lo hemos visto jugar a buen nivel durante un par de jornadas en varios torneos. Así, field se habría reducido a 77 jugadores.

Un field bastante reducido en número, al que el próximo año se le podrá añadir el ganador de la medalla de oro de los Juegos Olímpicos, pero en el que también están todos los jugadores a los que a priori le otorgamos el papel de favoritos, lo que también reduce las posibilidades de que un jugador sorpresa se lo pueda llevar.

Siempre me ha parecido que la manera de clasificarse para el Masters mira demasiado para el PGA Tour, siendo muy difícil el acceder a él desde otros circuitos, como puede ser el European Tour. Para muestra, el temporadón que ha tenido que hacer Rafael Cabrera Bello para poder entrar finalmente en el field del Masters.

Algunos podrán decir que menos es más, que al final, posibilidades de ganarlo la tienen muy poquitos y de esos siempre están todos, aunque reconozco que quizás el Masters tendría que descubrir alguna manera de abrirse algo más  a otros circuitos.

Si lo hiciese miranado al European Tour,  por ejemplo, permitiendo que se clasificasen los 10 primeros de la Race to Dubai de este año, si no están clasificados de otra manera. Esto incluiría a Marcus Fraser. O incluir a los 10 primeros clasificados del DP World Tour Championship que no se clasificasen de otra manera, algo parecido a la categoría que tienen los jugador del PGA Tour con el Tour Championship, lo que este año habría permitido jugar Francesco Molinari.

Algunos pensarán que no es necesario meter más jugadores para que hagan bulto, que están todos los que tienen que estar, que así el field se limpia de polvo y paja incluso antes de empezar a jugar, pero eso no cerrará la boca a aquellos que piensan que el Masters es el grande más fácil de ganar porque es en el que menos rivales te encontrarás…

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close