Masters

El respeto de Bubba Watson al Augusta National

Cuando Bubba Watson se imponía el año pasado en el Masters, algunos socios del Augusta National se debieron echar las manos a la cabeza, horrorizados por lo que el componente de los Golf Boys podría hacer durante este año con su chaqueta verde.
En los últimos años Bubba Watson nos ha deleitado con golpes espectaculares como el hookazo que le dio la victoria en el Masters. También con espectáculo en forma de vídeos, como los de Golf Boys, hasta aquellos en los que se le daba por reventar todo tipo de frutas con sus palos. Pero en estos años, también nos ha demostrado que es un hombre muy sensible, de profundas creencias religiosas y que tiene a la familia como uno de sus pilares, habiendo adoptado poco antes del Masters del año pasado a su hijo Caleb.

Ayer mismo, durante la rueda de prensa que daba en el Masters (Telegraph UK, en inglés), Bubba Watson rompía a llorar a lágrima viva al recordar la victoria. Cuando revivió la conversación con el socio del Augusta National que le entregaba su Chaqueta Verde, Bubba comentaba el profundo respeto que profesa al Augusta National.
Un respeto, unas ganas de no fallarle al club que le ha dado su primer grande, que a mi juicio se puede ver en la elección del menú elegido por él para la cena de campeones: ensalada César, pechugas de pollo con puré de patatas, alubias, maíz, macarrones con queso y una tarta con helado de vainilla de postre. Quizás un menú donde parte de su razonamiento era no desagradar, más que buscar su momento, quedando lejos el año en el que Vijai Singh sirvió comida Thai de un restaurante de Atlanta y algunos de los ganadores del Masters optaron por pedir del menú disponible del Augusta National. No sentó bien.
No creo que sólo los socios del Augusta National pensasen lo que Bubba Watson iba a hacer con su Chaqueta, reconozco que yo mismo pensaba que Bubba Watson la iba a llevar a todos lados y en todo tipo de situaciones. Pero ya veis que no ha sido así en este tiempo, craso error de los que así lo pensamos en su día, ya que mientras pasados ganadores como Phil Mickelson la utilizaron al día siguiente para ir a comprar donuts, otros como Bubba Watson la han tenido a buen recaudo como señal de respeto. Claro indicio de que las apariencias engañan.

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar