US OpenVídeos de golf

El U.S. Open 2013 empieza con demasiada agua

La edición del U.S. Open 2013, que ha arrancado ayer en el Merion Golf Club, ha tenido a un invitado especial que nadie desea: el mal tiempo. La cantidad de agua que ha caído sobre el recorrido ha sido el principal problema con el que se han encontrado todos los allí presentes.
Los jugadores no pudieron salir al campo como tenían previsto en las rondas de prácticas. Cada uno se ha organizado como mejor ha sabido, acoplándose a la situación de exceso de agua por todas partes. En algún hoyo no se podía jugar desde el tee, había greens cerrados, el campo de prácticas y el putting green encharcados, han llevado a muchos de ellos a aprovechar la jornada para ajustar las «armas» en los camiones de los proveedores de material. Estos sí que han tenido trabajo, como se puede ver en varias de las imágenes de la primera jornada.

La organización del torneo se ha visto obligada en todo momento a improvisar soluciones para todos estos problemas. Aviso por sms a los jugadores, gestión de equipos de trabajo para sacar el agua de todas partes, incluido ese hoyo 11 que tradicionalmente se inunda. Pendientes del radar las 24 horas del día, para ver el alcance de las precipitaciones, han tenido que dar una rueda de prensa para tranquilizar a todo el mundo.
Los aficionados nos hemos quedado sin poder ver los detalles que siempre dejan estos días de prácticas en los medios, siendo los más perjudicados los que habían comprado su entrada para el día de ayer. Tocaba ponerse a resguardo como buenamente se pudiera y, habiendo aviso de tornado en algún momento del día, no estaba la cosa como para jugársela por ver pegar cuatro bolas en un campo encharcado. Una pena pero esto es así y, por suerte, aún quedan dos rondas de prácticas más y cuatro jornadas de torneo.
Ojalá que deje de llover y que el nivel del agua del terreno baje lo suficiente como para no afectar al juego. Se dice que no se va a colocar bola durante el torneo, algo que parece un milagro. Eso sí, hay que tener en cuenta que se trata de uno de los mejores campos del mundo, atendido por grandes profesionales del greenkeeping, así que el milagro podría ser posible, siempre que acompañara una mejoría notable del tiempo. A esta hora, estamos esperando el detalle de la previsión para el resto de la semana pero ya os adelantamos que el jueves se espera un tiempo terrible que marcará el devenir del torneo.
El vídeo que ilustra esta entrada fue publicado por el personal del Merion Golf Club. Se puede ver un caudal de agua impresionante bajando por un río que atraviesa el campo, dando una idea de la magnitud del problema.

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba