US Open

Cuando el golf de primer nivel ya no es lo principal en tu vida

Claro, estoy decepcionado por no haber jugado hoy mejor y tener la oportunidad de ganar, pero como digo, el golf está en segundo lugar en mi vida, o incluso más atrás. Tenemos hijos y esposas y otras cosas por el estilo que son más importantes. Así que puedo superar esto con bastante rapidez, creo.

Estas declaraciones pertenecen a Steve Stricker al poco de acabar la cuarta y última ronda del US Open disputado la semana pasada en Merion Golf Club, donde como pudimos ver aquí, tuvo un segundo hoyo mal0, donde firmaría un 8, que lo alejaban de la posibilidad de luchar por la victoria, que lo hubiesen convertido en el jugador más mayor en haberse proclamado campeón del US Open, a sus 46 años, 3 meses y 24 días.
Steve Stricker este mismo año decidió que comenzaría a jugar menos torneos, que le dedicaría más tiempo a su familia, como si se tratase de una jubilación a tiempo parcial,  a pesar de estar en la décimo primera posición del ranking mundial en estos momentos.
Con 12 victorias en el PGA Tour, 13 segundos puestos, 10 terceros puestos, 423 torneos disputados, 315 cortes pasados y  más de 37 millones en premios acumulados a lo largo de su carrera, entiendo que llegue un momento en el que uno quiera disfrutar de su familia, de esa calidad de vida que uno se ha ganado en los campos de golf, dejando de ser el golf una de las prioridades de tu vida, pese a estar en la élite del golf mundial. Es más, complicado me parece, que cuando el golf no ocupa el lugar más privilegiado en tu vida, vayas a competir con gente más joven y con más hambre pero que tan sólo haya 7 personas que logran superarte.
A pesar de entender perfectamente a Steve Stricker, he de reconocer que cuando leí en twitter el domingo sus declaraciones, pensé en que el PGA Tour podría tener un problema, que no deja de ser el mismo problema, que  el PGA Tour o aquellas compañías que tienen a los principales judadores el mundo entre sus patrocinados, tienen porque  las megaestrellas no juegan la mayoría de las semanas…
Es verdad que no hay mejor entreno que un buen descanso, es verdad que necesitan desconectar y prepararse mentalmente para las siguientes pruebas, más aún si tenemos en cuenta, la larga vida profesional de un golfista,  pero una parte de mi, también piensa, que el PGA Tour habría podido crear un circuito tan fuerte económicamente, en el que llega un día, en el que como le ha sucedido a Steve Stricker, en el que te llaman más otras cosas de las que puedes disfrutar,  que el deporte con el que siempre has disfrutado y por el que en una parte importante de tu vida, lo has dado todo.

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar