PGA Tour

Tiger Woods 2013: grande en lo deportivo y en las polémicas

Él no nos preguntó nada, y no dijimos nada. Nos dicen que no hablemos con los jugadores»

Estas palabras son de Gary Anderson uno de los marshals que el sábado estaba en lugar donde Tiger Woods sacó su madera de la bolsa, con el consiguiente revuelo del público, lo que provocaría la protesta de Sergio García, al cual, según sus palabras, le molestó durante su golpe, lo que le llevaría a fallar dicho tiro…
John North, jefe de los marschals para los tres primeros hoyos, fue el que protegió la bola de Tiger Woods para que los aficionados no la moviesen. John North ha sido marshal para el torneo durante los últimos treinta años, graduado de la Academia Naval, sirvió en Vietnam, es piloto de Fedex y para más colmo, dona la vuelta el el Stadium Course que se gana por estar de marshal en el The Players Championship, vamos, alguien del que a priori no debiéramos dudar y sus palabras tampoco parecen dejar lugar a muchas dudas:

Nada nos fue dicho, y nosotros le dijimos nada a él.Me desagradó el oir esos comentarios.Nosotros estamos aquí para ayudar a los jugadores y mejorar la experiencia de los espectadores. A él le vino bien decir lo que dijo.

Cuando existen dos versiones del mismo hecho y tan distintas, parece claro que al menos uno se ha separado de la realidad ycomo dice David Durán en este artículo, parece que Tiger Woods se respeta más a si mismo y sus objetivos, que al propio juego y a sus compañeros. Y toda esta situación tampoco creo que ayude nada a  Tiger Woods, en un año en el que ha tenido unas cuantas acciones polémicas.
La temporada que está llevando Tiger Woods este año es espectacular, con cuatro victorias conseguidas ya a estas alturas del año. Victorias en el Farmers Insurance Open, World Golf Championships-Cadillac Championship, Arnold Palmer Invitational y The Players Championship. Es decir, en apenas cinco meses del 2013, Tiger Woods ha ganado torneos como para rellenar de manera más que brillante  el CV de cualquier golfista de esta planeta, aunque para él, tan «sólo» sean cuatro torneos más que añadir al su total de 78 victorias en el PGA Tour, pero quizás hay que resaltar, que las victorias de este año, representan ya un 5% del total de victorias de Tiger Woods en el PGA Tour.
Si por el lado deportivo este año 2013  es magnífico, no tenemos duda, que también estamos ante el año más prolífico de Tiger Woods en cuanto a acciones polémicas dentro del campo se refiere:
La primera de ellas ocurría en Abu Dabhi, cuando después de preguntar a Martin Kaymer, Tiger Woods se aliviaba de una bola empotrada en la arena que se le había escapado muy a  la derecha, entre las calles del hoyo 5 y 6. Unos espectadores pondrían esto en conocimiento de  los oficiales y el árbitro jefe del Circuito Europeo, Andy McFee, le pondría una penalidad de dos golpes, ya que uno se podía aliviar de las bolas empotradas en hierba pero no en zonas arenosas. Esa penalidad finalmente le costaría pasar el corte en dicha prueba.
Las segunda creo que no necesita mucho recordatorio, no es otra que el polémico dropaje de Tiger Woods en la tercera ronda de esta edición del Masters y el ruling posterior. Y el tercer incidente polémico es el que resaltábamos ayer mismo en Golf76, que no es otro que el dropaje producido en la última vuelta del The Players Championship en el hoyo 14.
Alguno se puede estar preguntando si Tiger Woods es un tramposo o no,  yo creo que no, ya que sus acciones han sido legales, pero además tengo que pensar así ,por lo que signfica Tiger Woods para el golf y por ser uno de los mejores jugadores de la historia. No obstante  a esas personas hay que recordarles que tanto en el Masters como en Abu Dhabi, Tiger Woods recibió la penalidad correspondiente, aunque en el caso del Masters, alguno nos hayamos quedado con la eterna duda, si un mindundi del golf, hubiese recibido el mismo ruling…
El dropaje de The Players Championship fue consensuado con su oponente Casey Wittenberg, por lo que fue totalmente legal, pero a estas alturas de semana, tengo pocas dudas que la línea que tendría que haber dibujado la bola de Tiger Woods para dropar donde dropó tan sólo existió parcialmente en la visualización previa a la ejecución del golpe.
Todas estas polémicas de los dropajes y declaraciones de Tiger Woods me recuerdan a un cuento y a un refrán. El primero es el cuento de  Pedro y el lobo, ya que visto lo visto este año con sus dropajes, la próxima vez que Tiger Woods drope, por bien intencionado y ejecutado que haya estado, las dudas generadas a lo largo de este año, hará que muchos examinemos con lupa dicha acción. El refrán, no es otro que aquel que  dice que tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe, ya que por mucho que las situaciones hayan sido legales, tampoco nos hubiese sorprendido en absoluto, que la decisión final no hubiese sido tan favorable para Tiger Woods y sus intereses.
Actualización 16.05.2013:  Como se puede leer en esta noticia de Golf Digest,  en el Florida Times Union habría contando la versión un tercer marshal que reconoce haberle dicho a Tiger Woods que Sergio García había pegado el golpe, por lo que confirmaría la versión de Tiger Woods al finalizar la ronda.
 

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar