PGA Tour

¿Es esta la guerra de Jon Rahm?

La jornada del sábado en el Waste Management Phoenix Open ha sido de lo más emocionante, gracias a la gran actuación del joven jugador amateur español Jon Rahm, conocido ya como Rahm-bo. Este apodo le viene al pelo y si echamos la vista unos años atrás, recordando las míticas películas de guerra de Jon Rambo, el joven golfista amateur español está viviendo una batalla muy similar estos días en el PGA Tour.
De sus buenísimos resultados como golfista amateur (campeón del mundo 2014, Tengolf) y de su estancia como estudiante en USA, surge la oportunidad de jugar en el PGA Tour. La de este fin de semana, es su segunda participación de la temporada, dado que ya probó en Mayakoba, donde no pasó el corte aún habiendo jugado bajo par.
En Phoenix lleva tres días de competición en los que ha bordado el golf y ha logrado con su juego meterse entre los mejores golfistas del mundo. Está peleando en el top 10 pero… ¿le vamos a exigir los aficionados que en la cuarta jornada vaya a mantener el nivel?
En España es muy fácil levantar un ídolo y de la nada encumbrar a alguien, pero más fácil parece que es tumbarlo, enterrarlo vivo y sentenciarlo para el resto de su carrera. Ovidio lo comentaba hace unos días, a propósito del fiasco de última jornada de Martin Kaymer en Abu Dhabi y es que estas cosas le pasan a los mejores jugadores.
Jon Rahm Golf putt
También le puede pasar al amateur Jon Rahm. Siendo realistas, no sería de extrañar que en la jornada final del domingo, al verse Jon emparejado con esos jugadores que llevan años siendo los ídolos a los que ve por televisión cada fin de semana, la presión pase factura y la tarjeta no sea bajo par. O incluso peor.
Sin embargo, cuando me hago la pregunta de si esta es la guerra de Jon Rahm, igual que cuando se la hacía Rambo en Vietnam, la respuesta que me sale es que sí, que este chaval ha venido para quedarse en el PGA Tour. Tal vez no sea mañana cuando pueda demostrar a todo el mundo que tiene madera para jugar con los mejores, su condición de amateur y la falta de experiencia son dos importantes barreras a superar, pero con lo que ha mostrado hasta ahora, creo que ha recorrido un camino muy importante para que público, patrocinadores y organizadores de torneos se fijen en él y lleguen nuevas invitaciones.
Pase lo que pase el domingo, Jon Rahm se ha ganado al público local americano y también al español y de medio mundo. Un amateur entre los mejores es siempre una bonita historia. Deseamos que llegue ese jugador que le dé un major a España y un tipo valiente, como se está mostrando Jon Rahm-bo, no sé si será el héroe que necesita el golf español, pero al menos sí que emociona y genera ilusión entre el público. Gracias por el show, Jon. Y suerte, mucha suerte.

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar