Material de Golf

El momento del impacto del driver con una bola de golf Titleist Pro V1


Impresionante es la mejor palabra que se me ocurre para describir este vídeo que explica el momento del impacto del driver con una Titleist Pro V1. Grabado con una cámara superlenta, capaz de captar 22.000 frames por segundo, el resultado es una serie de espectaculares secuencias e imágenes del contacto de la cara del driver con la bola.
Viendo estas imágenes, se comprende mejor la parte mecánica del swing que afecta al contacto de la cara del palo con la bola. Resulta sorprendente ver cómo la bola reacciona al golpe, primero deformándose para casi quedar plana en la superficie que contacta con el palo y después reaccionando para adoptar diversas formas ovaladas y finalmente recuperar su geometría esférica. Quien iba a decir que una bola de golf, que al tacto con la mano parece bien dura, iba a comportarse como un chicle cuando se golpea con un palo de golf. Todo lo anterior, manteniendo la experiencia de primer nivel que al jugador le ofrece una bola como la Titleist Pro V1, con una sensación y tacto únicos en el golpeo de la bola y una respuesta durante la fase de vuelo y bote que, en mi opinión, hasta la fecha ninguna bola ha sido capaz de igualar.
Otro aspecto que destaca en el vídeo es el comentario del responsable de ensayos de Titleist que lo presenta (trabajo de los que dan envidia sana, por cierto), afirmando que estos análisis en vídeo a cámara superlenta les han permitido comprobar que la Titleist Pro V1 es una bola apta para jugadores que tienen una velocidad de swing no demasiado alta. En el vídeo muestra una comparativa en vídeo de cuatro momento del contacto del driver con la bola, tomadas a velocidades de swing diferentes (120-135-160-175 millas por hora), en las que se ve como la bola es comprimida lo suficiente con velocidades de swing bajas, como para obtener un buen rendimiento en el golpe.
Otro curioso vídeo que llega gracias a la tecnología aplicada al golf y que resulta muy interesante para comprender un poco mejor este gran deporte. Si quieres ampliar un poco más esta información o te pica la curiosidad, puedes leer otra entrada que hemos publicado con un vídeo de cómo se fabrica una bola de golf Titleist Pro V1.

3 Comentarios

    1. Lo he revisado antes de publicar el artículo porque esas cifras llaman mucho la atención y acabo de consultarlo de nuevo con un amigo pro que sabe un rato de esto. Las velocidades que se muestran en el vídeo son realmente altas, así que la interpretación que yo hago es que se han tomado datos con las velocidades mostradas, pero que no son las que consideran bajas. En mi caso, te puedo decir que mi velocidad actual es muy baja y no me cabe duda de que obtengo un buen rendimiento con la Pro V1, aunque no lo he cuantificado.

  1. Sinceramente, diría que las velocidades son de la bola. 120 MPH es la velocidad de swing un pro del PGA Tour….y nadie ha llegado a 160 MPH, y menos a 175. Si hacemos la operación de dividir esas velocidades por un smash factor perfecto de 1’50 (el que debe tener el robot), nos salen velocidades de swing de 80, 90, 107 y 117 MPH, que cuadra totalmente con un estudio sobre como reacciona la bola ante velocidades entre lentas y rápidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba