Golf76

Los mejores golpes de los Golf World Championships: ¿qué tienen en común?

Quizás con esta entrada corra el riesgo de ser repetitivo, porque aquellos que nos leéis con frecuencia os acordaréis de esta otra que escribía hace ya algo más de un año, en la que hablaba de como el tenis había evolucionado de un deporte de saque volea a otro en la que los puntos se ganan tras intercambios más o menos largos de golpes. Un cambio provocado gracias a la introducción de pistas más lentas o bolas más blandas.
Y repito la temática del post, porque es algo que me viene a la cabeza siempre que veo un resumen de los mejores golpes del año o como en este caso de los mejores golpes de la historia de los Golf World Championships, en los que no se ve ningún drive por encima de las 350 yardas, creo que el palo más largo que se ve, es una madera 5 para conseguir un hoyo en uno en un par 3.
Siempre me resulta curioso que por un lado la publicidad que nos llega de la industria, orientada hacia nuestro ego, tenga que ver con la distancia, con esas 15 yardas extras siempre prometidas, pero sin embargo, que sean los tiros a green o golpes de recuperación, con los que nos levantamos de los asientos o nos deleitamos en estas recopilaciones.
Unido a estos pensamientos me vienen recuerdos de Severiano Ballesteros, esas recuperaciones imposibles que tan sólo él era capaz de realizar y que unidos a su carácter lo convirtieron en la leyenda que es Severiano Ballesteros en todo el mundo, como queda bien claro en la película/documental de las que os hablamos aquí. Si hablamos de Seve, hablamos de recuperaciones, de golpes imposibles, hablamos del espectáculo que más nos gusta y que jugadores como el nos sabía dar.
Si nos vamos a épocas más recientes, por ejemplo la primera chaqueta verde de Bubba Watson, ¿cuál es el primer pensamiento que te viene a la cabeza? Yo no tengo duda alguna, aquella recuperación recuperación imposible entre los árboles. ¿Alguno de se acuerda de algún drive suyo durante esa vuelta?
Y un último pensamiento antes de finalizar este post, que está ligado a Rich Hunt y Pro Golf Synopsis, del que por cierto ya ha salido la nueva edición del 2014 que ya estoy leyendo, en la que una vez más, se vuelve a dar importancia a los golpes largos sobre los cortos por una sencilla razón, que no es otra, porque la diferencia entre los buenos y los malos golpes es mayor, porque con un wedge en las manos, en términos generales, hay poca diferencia entre unos y otros.
Y el punto anterior me vuelve a llevar a la época de Seve, aquella en la que a mi juicio, los jugadores habilidosos en las cercanías de green eran capaces de sacar una buena ventaja debido a su técnica, habilidad o magia, llamadlo como queráis, pero a día de hoy, como nos recuerda Rich Hunt, hay poca diferencia en ese tipo de golpes.
Si lo que nos gustan son las recuperaciones, a la vista de las recopilaciones de vídeos, quizás quienes gobiernan este deporte tendrían que hacer algo, para estos golpes tengan más peso, para que existan más diferencias entre los buenos y los malos jugadores de este tipo de golpes, a la vista, de que las nuevas estrías poco efecto han tenido en este punto.
 

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar