Golf76

Hack Golf : ¿por qué tiene que crecer el golf?

Durante el PGA Show que tenía lugar la semana pasada en Orlando, tuvo lugar la presentación de Hack Golf de la mano de la mano de, Mark King, CEO de TaylorMade Golf. Hack Golf  pretende ser una plataforma abierta para que entre todos, golfistas y no golfistas, podamos hacer crecer al deporte del golf, para lo cual, las personas pueden aportar sus ideas, de como hacer que la experiencia de los golfistas sea mejor, que la gente se acerque más al golf o su futura versión y no lo abandonen como ahora.
El golf visto desde fuera da miedo, da miedo no sólo por el miedo al ridículo que alguien puede pasar por no darle a la bolita o por no saber ni entender ninguno de los palabros que usamos los golfistas. También da miedo, de manera fundada o infundada, por la imagen de deporte caro o elitista que sigue teniendo, imagen  que cada x tiempo compañías de fuera del mundo del golf  utilizan para «darle valor»  a los productos que anuncian, a pesar de que los golfistas seamos un grupo muy reducido en nuestro país.
Las cifras de golfistas en España, con la excepción de Madrid, son ridículas para lo que podían ser cuando hablamos de un país, que tienen unas magníficas condiciones, campos y climas,  para la práctica del deporte del golf, como cada año atesoran los golfistas de toda Europa que vienen a jugar a nuestros campos. Por lo que tengo claro, que en España podríamos ser bastantes más golfistas de los que somos en la actualidad.
Pero si os soy sincero, me chirría cuando en la presentación de Hack Golf, Mark King habla de hacer el golf más divertido para todo el mundo, dando ciertas ideas como agrandar los hoyos  aunque una buena parte de los que hayamos leído sobre Hack Golf estemos pensando en la posibilidad de que alguna de las grandes (¿serás tu TaylorMade) de el pistolezado de salida para la venta de palos ilegales o no conformes, con los que el golf sea más «divertido».
Me chirrían sus palabras, porque quizás el golf me apasione tanto por  su dificultad, una dificultad que se pone de manifiesto en cada golpe. Un deporte que nos pone en nuestro sitio a todos,  en el que vale lo mismo un drive de 250 metros que un putt mal tirado y que apenas avanza 50 cm. Esa dificultad, esa perseverancia  que hay que tener para seguir jugando y entrenando, es lo que me gusta del golf. Es más, si creyese de verdad( todos alguna vez ya nos lo hemos dicho), que lo tenemos dominado, ese día, empezaría a pensar que el golf y yo hemos terminado. Por eso, cada vez que escucho o leo algo de facilitar el golf, hay algo, que me chirría.
Decía Mark King que hay que hacer crecer al golf, y para ello debiéramos construir entre todos un nuevo golf, y aquí comparto la gran mayoría de los puntos propuestos por Tony Covey en este artículo de MyGolfSpy, en el que se pregunta al final del artículo, de dónde parte la necesidad de crecer. ¿Es por la necesidad que tienen las compañías de golf de seguir creciendo y creciendo? ¿Es por qué se necesitan golfistas y golfistas para llenar los campos que fueron construidos con otros objetivos como el de vender casas?
Quizás en el momento  económico actual, en el que existe en España ( Estados Unidos también) una sobrecapacidad de campos para los golfistas actuales, y  el escenario no es sostenible a largo plazo, mientras  la oferta supere a la demanda, los únicos beneficiados podemos ser nosotros, los golfistas. Me costaría mucho imaginarme, como le pasa también a Toy Covey, que las compañías de golf o los propios campos, bajasen los precios de sus productos porque vendan más o porque tengan todas las salidas ocupadas.
Además, hablando de la situación particular de España, también me pregunto por la posibilidad de que los neogolfistas jugasen en campos federados por la RFEG que tendrían dos hoyos por green o en el que los jugadores están jugando con palos ilegales. ¿Segurían siendo golfistas? ¿Esos que juegan a ese nuevo golf también tendrían que estar federados?
La idea de Hack Golf, como una plataforma para hacer el golf no me disgusta, puedo estar abierto, hasta cierto punto, a nuevas ideas con el fin de atraer aficionados a los campos, pero lo que me resulta más complicado de ver y entender son las razones por las que son tan necesarios esos crecimientos, así como que parte de los que vayan a dar la solución, sean los que actualmente ya son parte del problema.
La situación que podrían dar las propuestas de Hack Golf también se han comparado con lo que en su momento pasó con el ski y el snowboard,  teniendo que recordar lo mal recibidos que fueron inicialmente los snowboarders en las estaciones por los esquiadores.Seamos sinceros con nosotros mismos, ¿alguno de vosotros estaría contento de ver jugar al fútbol golf o al freesbee golf en su campo?Además, el snowboard podría entenderse como una prolongación  del skate o del surf para el invierno, por lo que había un prototipo claro de gente que querría dar ese salto. Pero esos nuevos golfistas, ¿de dónde vendrían?
Uno de los problemas de golf actual es el juego lento, vueltas que se van por encima de las 5 horas, y a día de hoy, ese es un lujo que el golf no se puede permitir, porque el golf compite con cualquier otra actividad lúdica con la que podamos matar nuestro tiempo de ocio. Si además, eres el único golfista en la familia, debes necesitar casi un milagro para poder disfrutar de tu deportes los fines de semana.
El golf, como ya dije antes, es un deporte difícil, donde tener un nivel más o menos aceptable para salir al campo y divertirse requiere su tiempo, y durante ese tiempo, es hasta posible que el golf te humille una y otra vez.  Uno pilla una pala de padel y requiere mucho menos tiempo que el golf  para divertirte en tus primeros partidos. Otra cosa muy diferente e igual en uno y otro deporte, es llegar a ser un buen jugador.
Miro a posibles soluciones para acortar ese tiempo de aprendizaje, e inevitablemente pienso en que quizás un swing más simple, menos complejo podría ser una de las soluciones. No se si de manera acertada o no, pero desde que me convertí a Stack and Tilt y aprendí las leyes de vuelo de la bola, para mi hay muchas cosas de mi swing que me parecen mucho más simples y fáciles de repetir que antes. No digo que este método sea la solución, pero quizás en la enseñanza también se puede avanzar, porque tampoco conviene olvidar, que hasta no hace mucho tiempo, la enseñanza se basaba en suposiciones y no en hechos.
No puedo acabar este ladrillo de post, sin hacer una mención al tipo de sociedad en el que vivimos a día de hoy, en donde se quieren resultados y los queremos para ayer, donde si se pueden tomar atajos se toman, sin importarnos mucho más. El golf como ya he dicho un par de veces, es difícil, te recuerda cada día lo paquete que eres sin existir otro camino para mejorar que el trabajo constante en el swing, la estrategia, el juego corto y el putter. Para poder disfrutar se require humildad, tenacidad y una autoestima a prueba de bombas, propiedades que en la sociedad de hoy, hay días que encuentra encontrarlas.

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar