Golf Español

Soluciones para el juego lento en el golf

Hace unos días me pidió Paulo Alonso unas palabras sobre el problema del juego lento en el golf, que se materializaron en este artículo de La Voz de Galicia. Lo escribí muy a gusto porque me parece uno de los grandes temas que hay que resolver en el mundo del golf y me afecta como aficionado.

Como el formato y la extensión del artículo en La Voz de Galicia eran limitados, he querido continuar aquí con el tema. Es uno de los problemas más graves que tiene el golf y considero que cualquier apoyo y la concienciación de todos los que practicamos este deporte es vital para encontrar la solución al juego lento.

La causa principal del juego lento es la densidad de gente en el campo

Los organizadores de eventos y gestores de campos de golf deben ver el problema del juego lento como algo que está en sus manos evitar. El impacto en la experiencia de los clientes es bestial y hay que ir más allá de estrategias miopes que buscan maximizar la venta de green fees, pero no tienen en cuenta las consecuencias de llenar hasta arriba los campos de golf.

¿A más jugadores, más ingresos por green fees? Puede parecer que sí, pero la visión de saturar el recorrido de jugadores es perjudicial para los intereses empresariales y para la calidad del juego. Esto se debe a la gran influencia que tiene en el ritmo de juego la variable “número de golfistas jugando en el campo”. Esta es la principal conclusión extraída por Lucius Riccio en un análisis de 40.460 rondas de golf en diferentes campos estadounidenses, realizado en 2014.

Según Riccio, de los datos se concluye que lo que más influye para que surja el juego lento es un gran número de personas en el campo, más que una configuración difícil del recorrido. Sucede el mismo efecto en el tráfico en carretera, en situaciones de congestión, el movimiento del conjunto es más complicado y, al más mínimo incidente, las consecuencias se notan en todos los grupos precedentes.

En este sentido, llama la atención la conclusión de uno de los experimentos llevados a cabo para agilizar el juego y que confirma la hipótesis de Lucius Riccio. El LPGA Tour probó en la temporada 2014 a aumentar la diferencia de tiempo entre grupos en los horarios de salida, pasando de 10 a 11 minutos, lo que equivale a una menor “densidad de jugadores en el campo”. El resultado fue una reducción de 14 minutos del tiempo medio necesario para completar los 18 hoyos. ¿Cómo te quedas?

Ampliar el tiempo entre partidos en el tee del 1 puede verse como una reducción del número de green fees vendidos, pero no lo es si se piensa que habrá más grupos capaces de jugar los 18 hoyos porque lo harán a un ritmo más rápido. Como consecuencia, el club tendrá más oportunidades de venta de twilight green fees, o “green fees de última hora” y los ingresos no se resentirán, al mismo tiempo que se ofrece una experiencia de mayor calidad al jugador.

La configuración del campo es vital para evitar el juego lento

Según los estudiosos del tema, los datos dicen que la configuración del recorrido no es la principal causa del juego lento, aunque también influye significativamente. Así lo ha expuesto también Pete Rouillard, responsable de operaciones de los campos del Robert Trent Jones Golf Trail de Alabama, en el Simposio del Ritmo de Juego de la USGA. Para él resulta importantísima la configuración de los tees de salida si se quiere garantizar un buen ritmo de juego.

Según Rouillard, cuando espera mucha gente, siempre atrasa las barras de salida en los pares 5 y las adelanta en los pares 3 y en los 4 fáciles. Su objetivo es doble. Por un lado, evitar que los pegadores esperen para pegar el segundo golpe en los pares 5 y, por otro, facilitar que los jugadores cojan greens en regulación. Según él, este tipo de configuración les da excelentes resultados y mejora sensiblemente el ritmo de juego.

A lo anterior, yo añado que ayudan factores como un corte de rough que no obligue a buscar bolas constantemente, que el número de bunkers y su distribución por el recorrido sea razonable, o que la posición de las banderas sea equitativa (un tercio fáciles, un tercio difíciles y un tercio intermedias).

También ayuda el diseño de los campos, que muchas veces te encuentras con recorridos con calles estrechas encajadas entre barrancos, que no ayudan a que el jugador se sienta cómodo en ningún momento y son un coladero de bolas perdidas. Para confirmar estos puntos, no hay más que preguntar al jugador cuando acaba su ronda y seguro que se sacan conclusiones interesantes.

Más información y más tiempo no garantizan mejores resultados, sino juego más lento

Otro de los puntos que creo vital en el juego lento es el del exceso de información de los jugadores y del tiempo que dedican a procesarla. Hoy tenemos relojes de golf, aplicaciones móviles y libros de campo con información detalladísima de todo el recorrido, especialmente distancias calles y greens. Además, están los medidores láser, que a la mayoría no le valen de mucho porque no tienen referencias reales de sus distancias con los diferentes palos en las condiciones del terreno.

¿Nos ayuda esta información a hacer menos golpes? ¿Hace falta un libro con las caídas exactas de los greens para que un jugador amateur meta un putt? ¿O será que sólo nos vale para perder más tiempo en el campo? Diría que lo último, que es más práctico y satisfactorio jugar un poco más por instinto, sobre todo en partidas fuera de competición, para evitar ralentizar el ritmo de juego y disfrutar más.

Este exceso de información muchas veces se traduce en dudas al ejecutar el golpe, llevando al golfista a empeorar su rutina pre-golpe y permanecer demasiado tiempo encima de la bola. El European Tour a publicado un estudio que demuestra que para golfistas profesionales que pasan menos tiempo encima de la bola, obtienen mejores resultados y, por extensión, ganan más dinero. Tiene sentido, si pensamos que el golf va de pensar y ejecutar, pero con consistencia y para lograrla lo mejor es que todo el proceso sea lo más sencillo posible.

Además, están las interrupciones que los teléfonos móviles han traído también al campo de golf. Estar pendiente de la información de fuera del campo de golf, a través de mensajes, redes sociales y llamadas, hace perder tiempo. Tanto por el que se gasta en estas interacciones, como por el despiste que provoca al jugador, que no se centra en el juego.

Los clubes y las federaciones tienen que poner medios eficaces para evitar el juego lento

En este sentido, de nada vale poner normas para evitar el juego lento si no se acompañan de medidas efectivas para garantizar su cumplimiento. Por ejemplo, he visto en clubes en los que los empleados tienen atribuciones para dirigir el tráfico por el campo y, en caso de que sea necesario, pedir a los jugadores que mejoren su ritmo de juego.

Sin embargo, también he visto clubes donde sucede todo lo contrario y a ningún empleado se le ocurre llamarle la atención a un socio, no sea lo último que haga como trabajador de la empresa. Por tanto, el problema del juego lento también es una cuestión de los gestores de los clubes, que deben poner normas para evitarlo y para corregirlo cuando tenga lugar en el campo, y de los jugadores, que debemos ir atentos siempre a nuestro ritmo de juego y también comernos nuestro orgullo si el marshall de turno nos llama la atención por ir lentos.

Las federaciones de golf, como organizadoras de torneos y encargadas de velar por la buena salud del golf, son responsables de esta misión de combatir el juego lento. Pueden ayudar y mucho, por ejemplo, asesorando a los clubes en buenas prácticas de gestión eficiente de torneos y de campos.

Conclusión: la solución contra el juego lento es una cuestión de todos

A modo de conclusión, no me cansaré de decir que el problema del juego lento en el golf es una cuestión de todos. Los que jugamos, los que organizan torneos, los que gestionan campos, los que los configuran, los marshalls, los master caddies, las juntas directivas, todos somos responsables de que el juego en el campo de golf discurra a buen ritmo para que podamos disfrutar de la experiencia de golf.

En Golf76 | El juego lento es el cáncer del golf

Enlace | El cáncer del golf

Imagen | Dieterich01

Etiquetas

Historias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close