Golf Amateur

El poder de convocatoria de las federaciones

El pasado fin de semana se disputaba en el Real Club de Golf de Las Palmas el Campeonato de Canarias Absoluto. Una competición de tres días medal, que tendría que ser, al menos sobre el papel, un torneo donde se dieran cita los mejores jugadores de las islas, una vez que el torneo no es puntuable para el ranking nacional. En la propia circular del torneo, se puede ver como las expectativas de la Federación Canaria de Golf, eran para un máximo de 90 jugadores masculinos y 30 femeninos. Finalmente acabamos de disputar las tres jornadas un total de 28 jugadores masculinos y 7 jugadores femeninas.
Esta misma semana se está disputando en Soria, el campeonato de España de cuarta categoría, un campeonato que lo están disputando un total de 25 jugadores. Número este que incluye a dos jugadores de quinta categoría, ya que la cuarta categoría engloba jugadores desde hándicap 18,5 a 26. Quizás conviene recordar que hace dos años, ya escribimos sobre este campeonato, donde un agachado lo había reventado desde el primer día y que si os soy sincero, tampoco le veo sentido alguno a su disputa, porque me cuesta entender lo que significa ser campeón de España de una categoría en particular de hándicap…
El pasado fin de semana en mi club y en twitter, hablamos bastante sobre el bajón de este torneo,  al ver la baja participación del Campeonato de España de cuarta categoría, me volvieron a venir dichos comentarios, que hablaban de la mala comunicación de dichos torneos, ya que en el caso del Campeonato de Canarias Absoluto, fueron unos cuantos los jugadores que podrían haber jugado que no se habían enterado de la realización del mismo.
Las federaciones, ya sean nacionales o territoriales, tienen entre sus objetivos la promoción y desarrollo del golf, y para ello, debiera ser necesario que existiese un cierto nivel de comunicación entre federaciones y federados. Y es aquí, donde cada uno de nosotros tendríamos que pensar, ¿cuál es la relación que tienes tu con tu federación territorial y con la nacional?
Si tenéis hijos pequeños y golfistas, como es mi caso, es probable que tengas cierto nivel de relación con la federación territorial si tus hijos juegan las pruebas puntuables. Si no es el caso, me atrevería a decir, que la relación entre federado y federación debe ser prácticamente nula, como era mi caso antes de tener hijos golfistas.
Y si no hay relación federado-federación, parece complicado que la federación pueda tener poder de convocatoria para estos torneos. A mi la circular me llegó por un mail, en el cual se indica:

Por ser de interés general, rogamos su colaboración para dar a conocer su contenido, solicitándole que la coloquen en el tablón de anuncios de su campo.

¿No se puede hacer más que enviar un mail a aquellos federados de los que tenga su email y que esperar que los responsables de los campos y clubes tengan a bien colgarla en sus campos? Sin olvidarnos, que campos y clubes, al menos en Gran Canaria, luchan por esos mismos jugadores durante los fines de semana, ya que los propios campos han desarrollado sus propios circuitos durante el verano, siendo esta vía una fuente de ingresos notable durante la temporada baja de nuestros campos. ¿Estamos pidiendo que los campos se tiren piedras contra su propio tejado?
Una circular del torneo, igual que el de cuarta categoría, que se cuelga en la página web de la federación, quizás en alguna red social, y poca comunicación más hay al respecto. ! Gran trabajo! . Quedándome con esa sensación, quizás equivocada, que es más obligación de los jugadores de enterarse de dichas pruebas, que obligación de las federaciones de hacer llegar esas convocatorias a toda sus bases de federados.
En enero del 2015 ya hablábamos de las cinco asignaturas pendientes que el golf español tenía pendiente. Una de ellas, era la de la comunicación, con los federados y no federados. Un año y medio después, la percepción que tengo, es que dicha comunicación con los federados sigue siendo nula.
A todo lo anterior, hay que sumarle, que las federaciones tendrían que tener entre sus objetivos que los jugadores jugasen algún torneo, ya que según ellos mismos, el jugar torneos es la mejor arma de fidelización para los golfistas, aunque la realidad diga que sólo el 30% de los jugadores hayan jugado una sóla competición el año anterior
Como decía Joaquin Casado en este twitt , menos convocatoria que en cualquier torneo de su club. Mientras que aquella gente que vive de organizar circuitos y eventos por toda España, con la que está cayendo y los pocos golifstas que somos en España, logran llenar las pruebas y sacar sus circuitos adelante. No sé, cuanto más lo pienso, más seguro estoy de que algo gordo está fallando, la gente calla y todo sigue exactamente igual.
 

Etiquetas

Historias Relacionadas

4 Comentarios

  1. Buenas noches.
    Lo facil es echar la culpa de todos los males a la federación y por ende a todos los demás, con lo bien que lo haría yo y mis colegas. Se han parado a pensar que tal vez los jugadores no se sientan atraidos por el campo, que tal vez no dispongan de los recursos suficientes para poder soportar los gastos de transporte, hoteles, comidas, etc., que tal vez alguien no se apunte porque ve apuntado a alguien que le cae mal, o que tal vez haya cualquier otra razón personal por extravagante que pudiera parecer. Son preguntas que me hago, pero eso ya es pensar demasiado, con decir que los culpables son los demás se simplifican mucho las cosas.
    Un saludo de un canario exiliado.

  2. Esos mismos problemas que planteas los tienen otros circuitos y sin embargo los jugadores acaban encontrando manera de superar dichas dificultades. No decimos que nosotros lo haríamos mejor, si no que existen profesionales, que arriesgan sus recursos como pueden ser Sumung Golf, Gambito Golf o Golf and Events en Canarias y lo consiguen. Es más, G&E logra realizar un circuito de Canal + Golf con pruebas en varias islas, con bastante más éxito de participación.
    Estamos hablando de que jugadores del propio club donde se disputaba la prueba sabían que está se disputaba hasta que fue demasiado tarde como para poder inscribirse.

  3. La conclusión es sencilla,la gente prefiere jugar torneos con regalos, canapes y bebidas alcohólicas en el hoyo 9 a un torneo medal play puro y duro sin esos «extras».

  4. Yo veo dos problemas: el primero, de «venta y promoción del torneo» o de «necesidad del torneo». El segundo, de utilidad del torneo: ¿Para qué sirve este campeonato? ¿Qué aporta? ¿Es necesario que la RFEG intervenga en esta categoría o deberían ser promotores privados los que organicen torneos para jugadores hándicap puros?
    En cualquier caso, debería servir para tomar nota y evitar que el año que viene un torneo como este vuelva a suceder, para que no sea deficitario en lo económito y el lo deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar