Golf76

El golf y los golfistas son culpables porque sí

A estas alturas, seguro que mucho de vosotros ya habéis visto la foto en la que unos inmigrantes están intentado asaltar la valla de Melilla mientras que unas jugadoras de golf estaban pegando su salida en un tee muy cercano.
No es mi intención hablar de la valla, ni de los inmigrantes ni de la acción policial al respecto, si no hablar de la gran demagogia que tenemos en nuestro país. Basta con darse la vuelta por cualquier medio para ver los comentarios que la gente hace al respecto de esa foto, sobre el golf y la actitud de esas jugadoras por seguir jugando.
No podemos negar que es una de esas fotos que te hace pensar, que es dura, pero a mi juicio, igual de dura que otras imágenes que hemos visto en el pasado, sin que por ello, se cruja a las personas que le gusta ir a la playa si se les falte a respecto. ¿Alguién puso a caer de un burro a todos esos bañistas que vieron como llegaba esa patera a una playa de Melilla? 

No, no creo que esos bañistas tuviesen que dejar su día de playa porque llegó una patera a la playa donde estaban, al igual que tampoco creo que las golfistas debieran dejar de jugar al golf o al igual que es su día, cuando la Guardia Civil aterrizó con su helicóptero al lado de un campo de golf de sur de Gran Canaria para detener a unos inmigrantes que habrían llegado en patera tampoco lo hicimos los que allí estabamos.
Por desgracia, esa es la realidad a los que la gente se tiene que enfrentar  en algunos sitios y  a la que por desgracia muchos de ellos ya se han acostumbrado. Nada se dijo de la actitud de estos forofos de la playa de Melilla, pero de las golfistas…¡¡¡¡Eso es otra cosa muy diferente!!! Porque claro, el golf es un deporte de pijos, a pesar de que un jubilado  en el campo de las imágenes puede jugar 18 hoyos entre semana por 9 euros. !Menudo lujo!
En días como estos, es en los que uno ve realmente la imagen que una amplia parte de la sociedad sigue teniendo de nuestro deporte y que al mismo tiempo, tendría que hacernos pensar, porque a pesar de los grandes de pasos que el golf ha dado en España para dejar de ser un deporte elitista, la gente sigue viendo el golf como era hace 50 años.  

Etiquetas

Historias Relacionadas

3 Comentarios

  1. Recuerdo hace tres o cuatro años, cuando llegó una patera a una playa y alguno de los que iban en ella murió en la playa, había bañistas y nadie los tachó de insensibles, pero como en este caso somos los pijos y elitistas golfistas (yo mileurista diciendo esto) los que salimos, se nos atiza hasta desde el telediario de RTVE. Es indignante y me imagino que la RFEG no hará nada por subsanarlo.
    Si seve levantara la cabeza, el pobre se volvería a morir del disgusto y por ver que todo lo que él luchó por difundir el golf se va al garete con tal de vender un poco más de publicidad.

  2. Quizás en los últimos años se han hecho grandes esfuerzos para que el golf deje de ser un deporte elitista, pero la realidad, por mucho que nos duela a los golfistas, es que sigue siendo un deporte elitista. Donde yo vivo, Gran Canaria, para jugar al golf tienes dos opciones, hacerte socio de un club donde tienes que pagar un canon de entrada que sin duda supera las posibilidades de cualquier familia de clase media(más unas cuotas mensuales bastante elevadas) o jugar en un campo comercial donde el Green fee suele estar sobre los 100 €. salvo en los meses de verano que sí tienes precios mas asequibles(50€. Con buggy mas o menos). Esta realidad, que seguramente es muy parecida a la del resto del país hace que los campos de golf estén llenos de personas con una situación económica bastante superior a la media. El club donde juego está lleno de médicos, abogados, empresarios, notarios, etc…, en cambio no conozco a nadie que juegue al golf que sea reponedor de supermercado, fontanero, controlador de parquímetro, chofer de guagua,etc…. Hay excepciones, sin duda, pero pocas, y hasta que esa realidad no cambie y los campos y clubs no se llenen de jugadores de todos los estamentos sociales el golf no dejará de ser lo que es, un deporte practicado por la elite económica de la sociedad.

  3. Entiendo lo que dices Pedro, pero no es en todas partes así, en Asturias, el golf es tan barato como cualquier otro deporte, tenemos campos municipales muy asequibles,y el que no juega es porque no quiere no porque no pueda.
    La cuota de inscripción en Las Caldas (Oviedo) ronda los 200 €, y la cuota mensual no llega a los 30 con green fee para abonados de 3 euros.
    La cuestión del post en concreto no tiene nada que ver con ser o no elitista, sino una cuestión de humanidad, da igual que estés en la playa, jugando al golf o al futbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar