Ryder Cup

¿Se venderá la Ryder Cup 2022 a los petrodólares?

Para algunos la Ryder Cup es uno de los mejores eventos deportivos, si no el mejor, de los que podemos disfrutar. Golf, pasión y los mejores jugadores de uno y otro lado del charco. Pero no nos podemos olvidar que para el European Tour, la Ryder Cup es como el agua, ya que sin ella, difícilmente el circuito se podría sostener.
Como nos relata Alistair Tait en este artículo de Golf Week, el European Tour pierde dinero los años en los que no hay Ryder Cup, para luego recuperarlo en los años que sí que la hay. Produciéndose los mejores resultados para el European Tour cuando la Ryder Cup tiene lugar en «suelo» europeo. Importante no olvidarse de este último punto antes de empezar a hablar de la carrera de pujas que ha dado comienzo para albergar la Ryder Cup del 2022.
Una de las cosas más sorprendentes del pliego de condiciones para albergar la Ryder Cup 2022, es que en ningún lugar se nombra que dicha edición de la Ryder Cup tuviera que tener lugar en Europa, algo que podría parecernos una auténtica locura hace unos años, pero que a día de hoy, aunque algunos no nos guste la idea, si dicha elección la miramos desde el punto de vista financiero y del dinero que Dubai ha ido aportando al European Tour, ¿sería realmente una locura?
Como bien comenta Alistair Tait en su artículo, en Valderrama tuvimos la suerte de ver una Ryder Cup como la de 1997 gracias al compromiso que Jaime Ortiz Patiño tuvo para albergar torneos del European Tour en su campo durante muchos años. ¿No es el mismo apoyo que Dubai le lleva dando al European Tour desde hace tiempo? 
La idea no puede disgustarme más porque, a buen seguro, el factor de jugar en casa se vería bastante difuminado y se vería menos apoyo en el campo por parte de los aficionados. La ventaja de jugar en un campo «europeo» también sería neutralizada porque a los eventos de la «gira del desierto» también son invitados (previo pago) algunos de los jugadores más relevantes del PGA Tour. Sin olvidarnos, que vender la Ryder Cup simplemente al postor que ofrezca más dinero, a mi juicio, sería como prostituir uno de los eventos que para mí tiene una mayor carga de tradición, pasión y honor.
Por mucho dinero que la Ryder Cup haya movido en los últimos tiempos, algunos todavía vemos o queremos ver, que esos valores anteriormente mencionados todavía tienen más peso que el propio dinero que tanto necesita el Euroopean Tour para sobrevivir.
Si la Ryder Cup del 2022 finalmente no tuviese lugar en Europa y sí en lugares como Dubai, Abu Dhabi o Qatar, no lo compararía al Mundial de Fútbol de Qatar, por las razones que inicialmente comentaba, ya que son países que llevan apoyando al European Tour durante muchos años con importantes sumas de dinero. Y quizás, este es el punto que más me cuesta a la hora de tener una opinión al respecto, porque en buena medida, el European Tour sigue siendo hoy quien es gracia al dinero que países como Dubia han ido aportando.
Si la Ryder Cup sólo pudiera tener lugar en suelo europeo, quizás nunca debiéramos haber aceptado que esos países hubiesen albergado pruebas del European Tour, pero si lo hemos hecho, ¿no sería lógico que dichos países tuviesen el premio que otros lugares han tenido previamente por su apoyo casi incondicional para albergar pruebas del European Tour?
La idea no me gusta, no me gusta nada, sigo apegado a la idea romántica de la Ryder Cup, aunque quizás, cada día esa parte romántica tenga menos peso en la decisión para albergar la Ryder Cup en detrimento de la parte financiera. El tiempo dirá, si finalmente el European Tour vende su joya de la corona a los petrodólares, pero al menos, que no nos pille a todos de sorpresa, ya que por desgracia, tenemos algún triste ejemplo de la importancia que tiene para el European Tour la parte financiera.

Historias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba